Sergio Barroso: “Se dio el partido que esperábamos”

El técnico del Xerez Toyota Nimauto admite que “sigo sin ver tres equipos de menos nivel que el nuestro”

El Xerez Toyota Nimauto cosechó una victoria en su visita a Villa del Río, la cual se fraguó en el primer tiempo. Para Sergio Barroso “el primer tiempo tuvo muchos cambios de guión. Se dio el partido que justamente esperábamos, pero debido al acierto rival nos faltaba algo de profundidad. Eso era un riesgo ante una defensa tan intensa y justamente los tres goles que encajamos fueron en transición por pérdidas en nuestra elaboración. Villa del Río es un gran equipo y su defensa le estaba dando resultados. Nuestra elaboración era muy buena pero sabíamos que era un riesgo innecesario elaborar más de la cuenta ante una de las muchas fortalezas de nuestros adversarios. Afortunadamente con el paso de los minutos fuimos ajustando este detalle y la profundidad se convirtió en ocasiones y faltas que nos proporcionó remontar el marcador antes del descanso, en una primera parte muy bonita.”

cleoclowaaa3qfr

En el segundo tiempo no se movió el marcador, y la explicación del entrenador xerecista es que “fue totalmente circunstancial. Ambos equipos pudimos marcar goles pero la actuación de los porteros o la falta de puntería no lo permitió. Tuvimos algunas ocasiones muy claras para aumentar la diferencia pero al no estar acertados nos condenó a sufrir hasta el último segundo. En cualquier caso los chavales demostraron que si trabajamos igual, aprendemos de los errores y tenemos una mente predispuesta a la mejora constante podemos ir subiendo escalones poco a poco. Ganamos un bonito partido pero ya es historia. Este año todo el mundo coincide que la Liga esta muy muy igualada quitando a los 3-4 favoritos. Yo sigo sin ver tres equipos de menos nivel que el nuestro para cumplir el principal objetivo de la permanencia”.

El partido se puso cuesta arriba en el minuto 17 con 3-1 en el marcador, pero para Barroso “una diferencia así en nuestro deporte no es nada. Sentíamos un poco de rabia de ver cómo habíamos encajado tres goles en una de las claves semanales. El rival es un equipo magnífico que te deja jugar y presenta trampas defensivas para cuando crees que estás más cómodo, aprovechar en ataque rápido cualquier robo. El 1-0 perdemos la pelota en una transición nuestra de tres contra dos. El 2-1 en una pérdida por relajación tras una posesión muy buena. Y el 3-1 en una salida de presión donde nos faltó proteger la pelota con fuerza para evitar el robo y transición rival”.

El equipo xerecista remontó en un final del primer tiempo épico, “el primer periodo fue trepidante y del mismo modo que Villa del Río marcó rápidamente dos goles, a nosotros nos tocó marcar tres en los últimos tres minutos. Siempre hablamos del elevado número de puntos de inflexión que caracteriza nuestro deporte y de la importancia de las dinámicas. Es un ejemplo más de la importancia de la fuerza mental que se requieren en los deportes de sala o espacios reducidos”.