Edu Villegas,
la nobleza del xerecismo

“Algo he tenido que hacer bien en la vida para vivir esto”

El portero del Xerez Deportivo FC, emocionado con el cariño que le demuestra la afición, afirma sentirse mejor que nunca, dispuesto a afrontar el próximo reto: subir el próximo año a Tercera División
Destaca que la honradez, el sentimiento y el xerecismo han imperado desde el principio en un proyecto que sigue cosechando éxitos y que está siendo modelo a seguir para otros clubes españoles

Edu Villegas es mi colega. Y el de los más de 8.000 aficionados que el pasado domingo acudieron a Chapín a disfrutar de un domingo de resurrección con manto azulina. Los mismos que se pusieron en pie poco antes de finalizar el encuentro que daba alas dobles al Xerez para llegar de un plumazo a la División de Honor, reconociéndole a este figura de la portería que su nobleza es la esencia del xerecismo, ese sentimiento que heredamos de nuestros padres en las gradas del Domecq, y el mismo que hoy transmitimos como el ADN a nuestros hijos, con la salvedad de que en Chapín no nos mojamos (hasta lo más grande) sentados en almohadillas rojas bajo un enjambre de paraguas negros.

Imagen de Edu Villegas en un entrenamiento
Imagen de Edu Villegas en un entrenamiento

El Xerez no tiene apellidos, porque trasciende a cuestiones de forma. El Xerez son valores, el Xerez es familia, el Xerez son recuerdos de nuestras vidas, penas compartidas, los abrazos de los días de gloria. El Xerez son los xerecistas, valientes y nobles, capitanes hoy de su propio barco. Y todo eso lo representa con toda la humildad que le caracteriza Eduardo Villegas Giráldez, un corazón de azul profundo que hoy defiende con orgullo y honor la portería de su equipo del alma, participando de una resurrección que realmente no fue tal, porque a un sentimiento no lo pueden matar ni maniatar los piratas ni los alcapones.

“El domingo lo viví con muchísima emoción –afirma Edu Villegas-. Había miles de socios en Chapín, que era una fiesta, después de tres años de ascensos. En esta ocasión, además, pasamos dos categorías. Y sentí el cariño de la afición, del xerecismo… Cuando me cambiaron, miré a la grada y vi a Chapín en pie, a personas como nuestros padres, de la época del Domecq, al Kolectivo… a todo el mundo”. Y añade emocionado: “Soy de Jerez, xerecista, algo he tenido que hacer bien en la vida para vivir esto”.

Y el sueño, con mucha voluntad y mucho trabajo, va haciéndose realidad. Edu Villegas tuvo confianza en el proyecto del xerecismo desde el minuto uno, rescindiendo su contrato con un club de categoría nacional y apostando por un Xerez de la afición. “Y no me he equivocado –comenta-. Me siento muy feliz y muy realizado también”.Edu Villegas 2

En este sentido, señala que el proyecto de la afición xerecista estaba en manos de dirigentes con credibilidad, gente que conocía y en la que confiaba, además de contar con un entrenador como Carlos Orúe o grandes profesionales como Pendín, Romerito… “Me llaman –cuenta-, me proponen un proyecto en el que la afición dice sí a defender un sentimiento, dejando de lado por fin la corrupción y la mafia. Tardé poco en decidirme”.

 “Además –apunta- ya llevaba 16 años fuera de mi casa, y me tiraba mucho la posibilidad de poder volver a Jerez, a Chapín… Así que me dejé llevar por esos sentimientos. Rechacé un contrato y me vine para acá y no me podía imaginar que la realidad fuera tan bonita como está siendo”.Edu Villegas 3

Su familia le apoyó. Y hace referencia en este punto a Francisco Villegas, su padre, “al que siempre estaré agradecido por los consejos que no me da de fútbol”, y al que este portero precoz –a los siete años don Francisco le regaló su primera equipación de guardameta- le estará eternamente agradecido. “Mi padre me ha transmitido valores. Con eso se triunfa en el fútbol. Mi padre siempre ha estado para mí, desde chico, apoyándome en todos los sentidos. Valores, educación, respeto… El domingo estaba en Chapín. Mi familia está feliz porque estoy en Jerez”.

No se equivocó Edu Villegas al apostar por un proyecto en el que la afición tomaba el mando. Hoy el Xerez Deportivo FC es un ejemplo a seguir, y las hazañas de este club que empezó de cero a base de corazón, tiene el reconocimiento del mundo del fútbol “y están pendientes de nosotros –señala-. Se hacen eco de lo que está pasando aquí. Somos modelo para otros clubes como Orihuela, Palencia, Logroñés… han imitado nuestra iniciativa, que estamos demostrando que funciona, que se puede llevar un club sin deuda y sin corrupción. Se están haciendo bien las cosas. La gente siente esto y hay una comunión muy importante”.

Edu Villegas, con algunos de sus compañeros detrás, el domingo tras el ascenso |Imagen de +Jerez
Edu Villegas, con algunos de sus compañeros detrás, el domingo tras el ascenso | Imagen de +Jerez

Y para este “mega apasionado” del fútbol, ése es el futuro. Este Xerez cada día crece más, ilusiona más… ¿Cuál es la clave del éxito? “Desde el principio se ha hecho todo desde la honradez, desde el sentimiento, desde el xerecismo”.

En cuanto a lo deportivo, el portero jerezano reconoce que “nuestro equipo es muy superior a los demás. Tenemos jugadores de categorías nacionales, que hemos vivido del fútbol. Hay talento, calidad, seriedad y profesionalidad. Y por eso, ‘el desierto’ lo encaramos con ilusión, además de que la afición nos respalda muchísimo. Ahora lo que queremos es llevar este club a donde se merece, camino de Segunda A, Jerez debe estar al menos en esta categoría, por la ciudad, la afición, el estadio… Hemos empezado de cero, y ya hemos pasado tres categorías, y el año que viene serán cinco, porque este año ascendemos dos. Y a partir de ahí Tercera, Segunda B, Segunda A y Primera. El próximo año debemos ascender a Tercera. ¡La presión existe! Ascender año por año se pone cada vez más difícil. Tendremos que enfrentarnos a equipos de toda Andalucía”.

Edu Villegas MIRA Comunicación
Edu Villegas posando para MIRA Comunicación

Profesionalidad de Primera

Los objetivos se están cumpliendo para este Xerez joven pero cargado de historia, la de su afición. Y a este respecto Edu Villegas hace hincapié en la  profesionalidad del equipo, subrayando que “entrenamos mucho y duro”. “De hecho, hay equipos de Segunda B que no entrenan como nosotros. Entrenamos  todos los días, excepto el martes, y además tenemos entrenamientos de porteros y un organigrama técnico. Sólo descansamos un día. Detrás de los logros hay mucho trabajo detrás. Hemos estado en las categorías más bajas, pero con una profesionalidad de primera”.

Profesionalidad en un vestuario “muy bueno”, mezcla de veteranía y juventud. “Los veteranos intentamos inculcarles a los jóvenes valores y lo que hay que hacer para llegar a ser profesionales”, lo que es difícil de explicar, porque al Xerez Deportivo FC le siguen 8.000 personas en Segunda Regional, una masa social mucho mayor de la que tienen clubes de categorías muy superiores.

¿Cómo te encuentras, Edu? “¡Muy bien!”, responde. “Soy una persona clara y leal a mis principios. Y en el momento que yo viera que no estoy en condiciones, sobre todo físicas por mi edad, yo levanto la mano y me voy. Me llamaron y dije que aportaría lo máximo como profesional y como portero. A día de hoy me encuentro en plenas condiciones físicas, he estado muchos años en Segunda B y ahora estoy al mismo nivel e incluso mejor. Porque tengo más confianza. Estar en mi casa me hace estar mucho mejor. Y tengo un cuerpo técnico, tanto Pendín como Paco Ramírez, que trabajan muy bien y un entrenador de porteros que es González, que nos tiene perfectamente en todos los temas de un portero: en velocidad, rapidez, agilidad, de todo”.edu villegas xerez

Y en este punto reconoce que se cuida muchísimo, “a límites insospechados”. Y lo explica: “No sé lo que es tomarme un grado de alcohol en mi vida, no sé cuál es el sabor de la cerveza, el sabor del vino… no sé lo que es una discoteca, un pub… Es mi forma de vivir el fútbol”.

Villegas lo tiene claro: “Económicamente no vivo del fútbol, pero yo soy un profesional. El martes que no entrenamos, yo entreno. Es que si no, no puedo estar así”.Edu Villegas 1

En plena forma. Este año sólo ha encajado cuatro goles. Pero esto no cae del cielo. Detrás del brillo “hay un trabajo, un día a día, un sufrimiento, una entrega… Ése es Edu Villegas. Y me remito a los hechos y al rendimiento, la potería del Jerez está bien cubierta. Con profesionalidad”.

Por último, este grande, emblema de la familia xerecista manifiesta sentirse a gusto “estoy muy bien y feliz, espero que Dios me respete en el sentido de las lesiones. Pero me encuentro bien y mientras el Xerez me quiera y me sienta realizado, estaré aquí”.