El PSOE lamenta la reducción de ayudas a los agricultores y ganaderos

El senador socialista Francisco Menacho asegura que hay unos 208.000 afectados

La aprobación el pasado jueves de la modificación de las ayudas asociadas de la Política Agraria Común (PAC) en el seno de la Conferencia Sectorial de Agricultura, apenas una semana después de la celebración de las Elecciones Generales, ha desatado un profundo malestar en el PSOE andaluz que ha criticado hoy con dureza las medidas impuestas a las comunidades autónomas y que, en el caso concreto de Andalucía, supondrán un tijeretazo de un 4,64%.

Tal y como ha denunciado esta mañana en Jerez el senador socialista Francisco Menacho, el volumen de afectados se eleva ya a unos 208.000 agricultores y ganaderos andaluces, que finalmente verán reducidas las subvenciones de la UE en 902 millones de euros.

Así, el Gobierno en funciones del PP ha dado el visto bueno a la pérdida para Andalucía de 616 millones de euros en ayudas directas del pago único y a 286 millones de euros en materia de desarrollo rural en el periodo comprendido entre 2016 y 2020, actuaciones que tendrán especial incidencia en sectores productivos como el del olivar en pendiente, la uva pasa y el trigo duro.

En opinión del senador del PSOE “se vuelven a acometer profundas injusticias con el campo andaluz a pesar de que la propuesta de nuestra comunidad no perjudicaba a ningún sector ni territorio”. “El Gobierno del PP – añade- ha infringido un nuevo castigo a Andalucía y a su desarrollo económico, lo que nos causa una profunda decepción porque desde el Gobierno andaluz se ha hecho un gran trabajo”.

Desde el PSOE y con la intención de “desmontar las mentiras del PP”, han hecho pública la comparativa de datos del IRPF de los ejercicios 2014 y 2015 de agricultores afectados por los recortes “donde se comprueba lo que percibían antes y lo que perciben ahora”.

Menacho ha asegurado que “por cada 1.000 euros de las ayudas percibidas se pierden 100 euros de media de un año a otro” lo que a su juicio representa “una absoluta barbaridad porque se quita más al que menos tiene- en alusión a los agricultores que perciben menos de 5.000 euros al año- y no se han tendido en cuenta las peticiones realizadas desde Andalucía”, en referencia a la propuesta presentada el 1 de junio por la comunidad autónoma andaluza donde se proponía una modulación en los recortes de estas ayudas europeas.

En este contexto desde las filas socialistas se entiende que “el Gobierno central se ha negado en redondo a oírnos y ha buscado la confrontación con las comunidades autónomas, con lo que se confirma lo que desde hace meses veníamos diciendo y que ahora es una realidad, demostrando una vez mas la insensibilidad del Estado con el campo andaluz”.

En la misma línea se ha pronunciado el secretario general de COAG en la provincia de Cádiz, Miguel Pérez, quien ha manifestado en público “su desencanto porque el criterio empleado nunca fue sectorial sino político-territorial” y ha tildado asimismo las decisiones adoptadas como “injustas y sorprendentes”. “Estamos convencidos que la Conferencia Sectorial no es el órgano apropiado para adoptar estas decisiones donde todas las comunidades ganan a costa de Andalucía” por lo que ha mostrado su preferencia porque se ponga en marcha una Mesa de Interlocución Agraria con criterios solo sectoriales.