Asaja traslada al PP las propuestas del sector agropecuario de la provincia

El CAP, la reformulación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones de la Junta, los fondos ITI y considerar al agroturismo como actividad agraria, principales inquietudes

La candidata número 2 de la lista del PP de Cádiz al Congreso, María José García-Pelayo, ha recogido hoy las principales demandas del sector agropecuario de Jerez y la provincia en un encuentro que ha mantenido esta mañana con los representantes de la organización agraria Asaja-Cádiz, comprometiéndose a trasladar las reivindicaciones de los agricultores y ganaderos de la provincia al Congreso de los Diputados, y a seguir defendiendo sus intereses como se está haciendo en el Parlamento andaluz.

12316418_989088514485571_6707552168194753393_n

Durante la reunión, en la que García-Pelayo ha estado acompañada por el diputado autonómico del PP Antonio Saldaña, el diputado nacional Aurelio Romero y la secretaria general del PP de Jerez, Lidia Menacho, el presidente de Asaja-Cádiz, Manuel Vázquez, el vicepresidente de la organización Pedro Gallardo y Cristóbal Cantos, secretario general, han expuesto a la candidata del PP cuál es la situación actual del sector agropecuario de la provincia, haciendo hincapié en los asuntos que más están afectando a agricultores y ganaderos, que necesitan de medidas específicas por parte de las distintas administraciones.

En este sentido, Asaja ha trasladado a García-Pelayo su preocupación por que el Coeficiente Admisibilidad de Pastos (CAP) sigue siendo un caballo de batalla para los ganaderos de la provincia, que consideran “vital” vincular el aprovechamiento ganadero al monte mediterráneo, y que se evite la pérdida de patrimonio.

Asimismo, los representantes de Asaja-Cádiz se han referido a la necesidad de reformular el Impuesto de Sucesiones y Donaciones de la Junta de Andalucía, al objeto de facilitar el relevo generacional en el campo andaluz, donde uno de cada tres agricultores ha superado ya la edad de jubilación y sólo uno de cada 20 es menor de 35 años, por lo que deben ajustarse todas las políticas, incluida la fiscal.

Respecto a este asunto, Vázquez ha explicado que la fiscalidad agraria de Andalucía lleva a que muchos agricultores que reciben una explotación, en el momento de la sucesión y ante las inasumibles cuantías del impuesto de Sucesiones y Donaciones, cuyos dos últimos tramos subieron además exclusivamente en Andalucía en 2009, no puedan asumir el pago, y dado que no se admite la dación en pago con parte de la explotación, se ven obligados a renunciar a la herencia y, por tanto, a la continuidad de la explotación agraria.

En este sentido, Saldaña ha recordado que el PP ya ha llevado esta propuesta al Parlamento Andaluz, mientras que García-Pelayo se ha comprometido a mantener este debate abierto y se dé solución cuanto antes.

Por otro lado, han abordado el asunto de las rentas complementarias, solicitando Asaja que en alguna ley se introduzca que el agroturismo, que hasta ahora es una actividad complementaria, sea considerado como una actividad agraria en sí, ya que Asaja concibe todo como una única  actividad empresarial.

En cuanto a los fondos ITI, García-Pelayo ha preguntado cuáles son las preferencias de Asaja respecto a estos fondos y cuáles consideran que deben ser los proyectos más interesantes para el campo, señalando Manuel Vázquez lo siguiente: líneas maestras para actividades forestales complementarias, la investigación, desarrollo e innovación en el sector, nuevos cultivos y defensa integral del modelo productivo del monte mediterráneo entre otros.