Aprende a preparar tu Roscón de Reyes, paso a paso

Anímate a elaborar por tu cuenta el dulce por antonomasia de estas fiestas. No te pierdas detalle de la receta

Una delicia cuyo origen se remonta a la época del Imperio Romano y que, según se cuenta, llegó a España de la mano Felipe V en el siglo XVIII. El Roscón de Reyes es casi obligado en las mesas de los españoles en el día de Reyes, el 6 de enero, y conlleva los siguientes ingredientes:

Ingredientes:
  • 550 g de harina de fuerza
  • 25 g de levadura prensada (no congelar porque pierde fuerza)
  • 100 g de leche
  • 170 g de mantequilla blanda
  • 150 g de azúcar (molida hasta conseguir que sea azúcar glas)
  • 2 huevos grandes
  • ½ copita de ron (opcional)
  • 30 g de agua de azahar
  • Piel de un limón y de una naranja (recién ralladas)
  • 1 pizca de sal

Para decorar:

  • fruta escarchada
  • 1 huevo
  • azúcar humedecida con agua de azahar y almendra laminada
roscondereyesmerienda
12 pasos a seguir para conseguir este fabuloso y exquisito postre
  • 1.- Calentar la leche a 40ºC, añadir la levadura prensada y deshacer bien en la leche.
  • 2.- Añadir 50 g de harina y amasar formando una bola.
  • 3.- Poner la bola en un recipiente tapado con un trapo húmedo y dejar reposar en un lugar cálido hasta que doble su volumen.
  • 4.- Mientras, formar un volcán con la harina restante e incorporar el resto de los ingredientes y amasar todo hasta obtener una masa compacta.
  • 5.- Una vez conseguido esto, incorporar la bola con levadura reservada y mezclar bien. Si vemos que se nos queda demasiado húmedo y se pega, podemos ir añadiendo algo más de harina de fuerza.
  • 6.- Hacer una bola con esta masa y colocar en un recipiente tapado, cerca de una fuente de calor, aproximadamente una hora y media, o hasta que doble su volumen.
  • 7.- Una vez doblado el volumen, volveremos a amasar un poco para darle su forma definitiva. Es preciso hacer primero una bola a la que haremos un agujero en el centro que iremos estirando para hacer la forma del roscón.
  • 8.- Éste es el momento de introducir la ‘sorpresa’ que deberá estar debidamente envuelta en papel film.
  • 9.- Colocamos el roscón en una fuente de horno, sobre papel sulfurizado, y dejaremos fermentar dentro del horno durante otra hora aproximadamente o hasta que doble su tamaño a una temperatura de unos 40ºC.
  • 10.- Pasado ese tiempo, sacamos el roscón y subimos la temperatura del horno a 180ºC, calor arriba y abajo. Mientras coge temperatura, podemos decorar el roscón. Primero pintamos la superficie con huevo batido, procurando no apretar la masa, y después colocamos las frutas escarchadas, el azúcar humedecido y las almendras laminadas.
  • 11.- Metemos de nuevo el roscón en el horno, a 180ºC, durante unos 20 minutos.
  • 12.- Sacar el roscón ya horneado y dejar enfriar. Un último consejo para terminar: Procura que, cuando saquemos el roscón, en su última fermentación para decorar, no sufra un cambio brusco de temperatura que haga que se baje.