Más de 300 jerezanos inician el año con empleo gracias al Plan de Inclusión Social de la Junta

Isabel Armario agradece la “sensibilidad” del Gobierno andaluz con los desempleados de la ciudad en situación de emergencia social

Un total de 310 personas en situación de desempleo y en riesgo de exclusión social del término municipal de Jerez serán contratadas desde hoy a través del Ayuntamiento gracias a las ayudas previstas en Plan de Ayuda a la Contratación de la Junta de Andalucía.

la-foto-172

La secretaria de Bienestar Social de la Ejecutiva del PSOE de Andalucía, Isabel Armario, ha afirmado esta mañana que “se trata de una inmejorable noticia para la ciudad en este inicio de 2016, fruto del compromiso y sensibilidad del Gobierno de Susana Díaz con quienes más lo necesitan y demostrando que otra forma de gobernar es posible aún en tiempos de crisis”.

De hecho Armario ha recordado que la subvención que asciende a  988.559 euros, “convierte a Jerez en el municipio más beneficiado por este programa en Cádiz” que en total cuenta con una dotación financiera para su aplicación en la provincia de más de 6,7 millones (concretamente 6.723.338), y 46,5 millones en el conjunto de Andalucía.

A través del Programa de Ayuda a la Contratación en base al Decreto-Ley 7/2013, de 30 de abril, de medidas extraordinarias y urgentes para la lucha contra la Exclusión Social en Andalucía, las personas seleccionadas serán contratadas desde hoy durante tres meses para el desarrollo de actividades de especial interés para la ciudad.

El objetivo de este programa no es otro que el de favorecer la inclusión social y paliar las situaciones de necesidad derivadas de la dificultad de acceso al mercado laboral para personas en situación de exclusión social o en riesgo de estarlo, para lo que han debido acreditar que durante el año anterior a la solicitud no hayan trabajado más de 90 días y pertenezcan a una unidad familiar en situación de exclusión social o en riesgo de estarlo, así como que el importe máximo de los ingresos del conjunto de las personas que forman la unidad familiar, sea inferior a 1,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (es decir,  que los ingresos acumulados por la unidad familiar en los 6 meses anteriores a la fecha de presentación de la solicitud,  no sean superiores a 4.792,59 €).

A juicio de la secretaria de Bienestar Social del PSOE andaluz, “actuaciones como éstas demuestran que las políticas de la izquierda son muy distintas a las practicadas por la derecha en nuestro país durante los últimos cuatro años, apostando por rescatar a las personas frente a los intereses de la macro-economía”.

La también portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Jerez ha destacado igualmente “el espíritu y la letra de las políticas socialistas en Andalucía con medidas reales y visibles de apoyo social a las personas y a las familias con el fin de favorecer su plena inclusión en la sociedad, en condiciones personales y materiales dignas y propiciando la mayor igualdad de oportunidades”.

En este contexto cabe resaltar que desde el Gobierno andaluz se han impulsado “un conjunto de políticas vertebradoras de la cohesión social, orientadas tanto al bienestar de la sociedad como a dotar a todos los andaluces y andaluzas de una red de seguridad básica que les proteja en situaciones vitales y de especial necesidad,” señaló la socialista jerezana.

La Junta de Andalucía impulsó en 2013 este ambicioso Plan de lucha contra la exclusión social, como actuación de emergencia para atender las necesidades vitales de estas familias y, en particular, el mantenimiento de unos ingresos dignos, mediante el acceso al mercado de trabajo y la disponibilidad de los alimentos por las personas más frágiles. Mediante el Decreto-ley 7/2013, de 30 de abril, de medidas extraordinarias y urgentes para la lucha contra la exclusión social en Andalucía, se aprobaron sendos planes extraordinarios de Acción Social y de Solidaridad y Garantía Alimentaria, a la vez que se fortalecían programas ya establecidos en Andalucía, como el de los comedores escolares bonificados en los centros docentes públicos, el servicio de comedor a través de los Centros de Participación Activa para mayores, las Ayudas Económicas Familiares o el Ingreso Mínimo de Solidaridad, aprobado mediante Decreto 2/1999, de 12 de enero, por el que se crea el Programa de Solidaridad de los Andaluces para la Erradicación de la Marginación y la Desigualdad en Andalucía.

De este amplio conjunto de medidas se han beneficiado un importante número de andaluces y andaluzas, reforzando una red de seguridad que ha integrado al gobierno autonómico, los gobiernos locales y la sociedad civil organizada en el logro de un mismo objetivo: que ninguna familia caiga en la exclusión por falta de recursos económicos o soporte social.