Políticos de regional preferente

“Hay dos partidos que no están a la altura, no tienen nivel, no son lo que España necesita. Son partidos de regional preferente”

 Por José Antonio Hierrezuelo 

A estas alturas, no tenemos gobierno. Sólo uno en funciones, que sobre el papel funciona pero no le dejan funcionar. Y todo, porque hay dos partidos que no están a la altura, no tienen nivel. No son lo que los españoles necesitamos. Son partidos de regional preferente, con todo el respeto para los equipos que domingo a domingo juegan partidos de esa categoría. El PP tampoco es que sea de Champions, pero está demostrando saber estar.

Pedro Sanchez - Albert Rivera 1

Juegan al tacticismo. Les importa España una uva pasa. Sólo se miran el ombligo y se acicalan el pelo para salir en la tele y dar bien. Les importa un carajo que España pueda tener presupuesto a tiempo. Y, como la multa de la UE de 6.100 millones de euros no la pagarán de su bolsillo, pues que pague España. Total, el dinero público no es de nadie, frase célebre de una ex consejera andaluza y ex ministra socialista en los gobiernos de Zapatero, hoy felizmente imputada por los tribunales, habida cuenta a su elevadísima afición a los aviones y al dinero que no es de nadie.

He leído en un periódico de tirada nacional que dirigentes de Ciudadanos reconocen que votar a favor de Rajoy en la investidura sería la autodestrucción del partido fundado en Barcelona por Albert Rivera. Dicho lo cual, sólo buscan la supervivencia y poder disponer de unas listas para presentarse a las próximas – o inminentes – elecciones, y si es posible, disfrutar de un buen sueldo público.

El PSOE vive en la esquizofrenia. No quiere terceras elecciones, pero no hará nada para que Rajoy sea presidente. Es decir, que provocará otras elecciones, salvo que tenga un pacto de izquierdas e independentistas bajo la manga, para vergüenza de socialistas de bien, que son muchísimos. Tantos, que bastantes lucharon contra la dictadura y sus postreros efectos, mientras que Pedro Sánchez gateaba.

O Pedro Sánchez está sufriendo los males de altura, o definitivamente ha perdido el sentido común. Y mucho me temo que es lo segundo. No sólo lo digo yo. Más de uno, en su propio partido, se ha dado cuenta. Joaquín Leguina, veterano socialista ex presidente de la Comunidad de Madrid y tertuliano de prestigio, ha asegurado que si hay terceras elecciones, votará al PP, porque la broma de Sánchez ya es inaguantable.

PSOE y Ciudadanos llevan mareando la perdiz para acongoje de España y los españoles, que no nos merecemos políticos de tan bajísimo nivel cuya única ocupación y preocupación es su puesto, su culo y su sueldo público.