La Policía Local desbordada en Halloween por la falta de medios y de previsión

El SIP lamenta que “el Gobierno Municipal de Mamen Sánchez vuelve a demostrar su incompetencia para dirigir la ciudad”

 Comunicado del SIP para MIRA Jerez 

El Sindicato Independiente de la Policía Local de Jerez, informa a la opinión pública la falta de previsión que ha tenido el Gobierno Municipal ante la celebración de la fiesta de Halloween el pasado lunes por la tarde-noche, con un número de agentes en servicio muy por debajo de lo que una celebración de ese calibre requiere.

Agente de Policía Local frente a uno de los contenedores quemados en la ola de actos vandálicos sufridas en la noche de Halloween y durante el día de Todos los Santos
Agente de Policía Local frente a uno de los contenedores quemados en la ola de actos vandálicos sufridas en la noche de Halloween y durante el día de Todos los Santos

El servicio policial se encontró desbordado de requerimientos ciudadanos que, debido a la falta de personal y de medios, NO pudieron ser atendidos.  De sobra es conocido por los responsables municipales, que esta festividad cada año atrae a más participantes y proliferan las gamberradas y actos vandálicos como los que se vivieron y sufrieron muchos vecinos y vecinas de Jerez la pasada tarde-noche del lunes.

El servicio policial del turno de noche tenía tan solo 3 vehículos radiopatrullas operativos para toda la ciudad y 1 para toda la zona rural.  Este último, finalmente tuvo que reforzar el servicio en ciudad, quedándose la zona rural sin vigilancia policial.

Hay que aclarar la FALSEDAD de las fotos aparecidas en algunos medios de comunicación donde puede verse la zona del “botellódromo” iluminada y custodiada por agentes de la Policía Local.  La realidad es que el pasado lunes se congregaron en esa zona casi 1.500 jóvenes y que el “botellódromo” estaba a oscuras (sin iluminar) y sin vigilancia policial.

En dicho recinto se produjeron varias peleas, y entre ellas hay que destacar una pelea  multitudinaria en la que resultaron heridos varios jóvenes, quedando uno de ellos hospitalizado a causa de sus heridas.

Toda la noche estuvo plagada de reyertas, actos vandálicos y delictivos, como la quema de contenedores, daños a vehículos y viviendas, así como innumerables molestias sufridas por los vecinos, que en su mayoría no pudieron ser atendidos por la escasez de efectivos policiales.

El SIP considera una grave irresponsabilidad la que ha cometido el Gobierno Municipal, al no reforzar la seguridad en la ciudad ante una celebración de tal magnitud.

Recordamos que no es la primera vez que este Sindicato denuncia la falta de previsión y de efectivos policiales ante eventos que congregan multitud de personas.