Buena acogida de la Campaña Municipal de Prevención contra el cáncer de melanoma 

Un total de 87 personas acudieron en mayo a la Clínica Inderlas para hacerse una revisión de lunares

La delegación de Igualdad y Salud, dependiente de la tenencia de Alcaldía de Igualdad, Acción Social y Medio Rural, que dirige Carmen Collado, junto al Centro Médico-Clínica Inderlas, desarrolló el pasado mes de mayo, con motivo del Día Mundial del Melanoma, una campaña municipal de prevención y protección contra el cáncer de melanoma. Esta iniciativa se llevó a cabo en el seno del convenio existente entre el Ayuntamiento de Jerez y las entidades medico-sanitarias para la realización de actividades de promoción de la salud.

Inderlas

“Esta actividad tuvo muy buena acogida por parte de la ciudadanía. De hecho, debido al número de solicitudes que se recibieron, la campaña tuvo que ampliarse de una a dos semanas”, explica la teniente de alcaldesa de Igualdad, Acción Social y Medio Rural, Carmen Collado.

Según los datos facilitados por la Clínica Inderlás, en total acudieron 87 personas a la revisión de lunares. De estas 87 personas, un 75 por ciento son mujeres, y un 25 por ciento son hombres.

Teniendo en cuenta la edad de todas estas personas, 15 tienen menos de 30 años, 30 tienen entre 31 y 59 años y 42 son mayores de 60 años. Todos ellos presentaban lesiones pigmentadas y/o nevos (lunares) en alguna parte de su cuerpo.

Asimismo, casi un 90 por ciento reconocía haberse quemado en varias ocasiones durante la juventud, y no haber utilizado protector solar. Un elevado grupo de mujeres reconocía además haber usado potenciadores del bronceado, como aceites de coco o zanahoria.

Por otro lado, el 80 por ciento de las personas pertenecen a fototipos cutáneos 1 y 2, las más blancas, que nunca o casi nunca consiguen bronceado y siempre se queman.

Al menos el 50 por ciento de los pacientes han visitado alguna vez en su vida a médicos especializados en dermatología a causa de las manchas o lunares que poseen, siendo muy baja o casi inexistente la rutina de revisión.

Aproximadamente, el 40 por ciento se le ha recomendado asistir a su dermatólogo de confianza y solicitar la eliminación de algunas de las lesiones de manera preventiva. Es una cirugía menor ambulatoria exenta de riesgo y aporta muchos más beneficios.

Asimismo, 19 personas han sido calificadas como de alto riesgo, debiendo revisar sus lunares cada 6 meses, ya que tienen más de cincuenta en todo su cuerpo, algunos con tamaños bastante grandes, que han cambiado de tamaño en los últimos meses o año, y que refieren que sienten de vez en cuando picor.

Un total de cuatro personas han sido diagnosticadas de queratosis actínicas, lesiones pre-cancerosas que si bien no suponen un peligro a corto plazo, se les ha recomendado la necesidad de iniciar un tratamiento; aunque ninguna persona ha sido diagnosticada de cáncer de piel tipo melanoma.

“Podemos decir que ha sido una experiencia muy valorada a nivel profesional y personal para la entidad medico sanitaria colaboradora y para las personas que han acudido a las revisiones. Se ha visto que ciertamente existe una preocupación por la presencia de estas lesiones en la piel. Si bien, el desconocimiento de la importancia de una correcta protección solar en épocas pasadas, sumado a la falta de costumbre de usarla todo el año, y de protegerse adecuadamente de la radiación solar, ha hecho que estas personas desarrollen un envejecimiento acelerado y desarrollen lesiones cutáneas”, explica Carmen Collado.

Desde la Delegación de Igualdad y Salud se destaca que con el desarrollo de esta campaña se ha hecho una gran labor de concienciación, educación y pedagogía sanitaria y se insta a la ciudadanía que tomen las precauciones necesarias de cara a la época estival que acaba de comenzar.