El Ayuntamiento de Torrecera tomará acciones legales ante las difamaciones del PSOE local

Acusan al PSOE de aprovechar la ausencia del alcalde para orquestar una campaña de desprestigio

El Ayuntamiento de Torrecera anuncia que va a poner en manos de sus asesores jurídicos “las falsas acusaciones vertidas por el PSOE local en relación a una supuesta irregularidad en el suministro de electricidad, así como la manipulación sin autorización que miembros de dicho partido, junto a unos supuestos operarios de Endesa, han realizado en las instalaciones y redes municipales, tal y como se demuestra en la fotografía que dichas personas enviaron el pasado viernes a los medios de comunicación”.

Ayuntamiento de Torrecera | MIRA Comunicación
Ayuntamiento de Torrecera | MIRA Comunicación

Asimismo, también pedirá responsabilidades por la “alteración que dicho asunto ha supuesto para el normal funcionamiento del consistorio y solicitarán a la Subdelegación del Gobierno en Cádiz  que averigüe si Francisco Arcila Fajardo, policía nacional en activo, ha podido en algún momento hacer algún uso de su placa en favor de esta trama política”.

Según Manuel Bertolet, alcalde de la pedanía jerezana, “se trata de un montaje para favorecer los intereses de Aqualia en Torrecera, orquestado con premeditación y alevosía por el PSOE local con el objetivo de desprestigiar a su persona y sembrar dudas sobre la gestión directa del agua pública por parte del Ayuntamiento, preguntándose si todo ello no tendrá relación con la denuncia presentada recientemente en relación a la sustracción de documentos del Expediente de la Municipalización del  Agua y su aparición en un pueblo de Córdoba de manos de Aqualia”.

Los hechos, según la formación de Izquierda Unida, “tuvieron lugar el pasado viernes, cuando, aprovechando la ausencia del alcalde, que invitado por el Ayuntamiento de Manuela Carmena se encontraba en Madrid participando en el “Encuentro de Ciudades por el Agua Pública”, el secretario local del PSOE, Antonio Zambrano, así como quien fuese candidato a la alcaldía de Torrecera en las pasadas elecciones municipales, Francisco Arcila, y otros militantes, se personaron en el Ayuntamiento de Torrecera con un supuesto empleado de Endesa con la intención de revisar las instalaciones eléctricas del consistorio”.

Relata IU que “ante la negativa del personal de oficinas del ayuntamiento pedáneo, que les comunica que necesitan la autorización del alcalde para proceder a facilitarles el acceso a las instalaciones, supuestamente haciendo uso de su condición de policía nacional, el señor Arcila solicita la presencia de agentes de la Guardia Civil, quienes cuando llegan al lugar comprueban que el supuesto operario de la compañía eléctrica carece de acreditación. Una vez ya informado del asunto, el alcalde se pone en contacto con responsables de Endesa en Jerez, quienes les indican que si el operario carece de identificación no se le puede permitir que realice inspección alguna, por lo que se les niega definitivamente el acceso a las instalaciones eléctricas”.

Al parecer, prosiguen, “no contentos con el intento fallido, minutos después los socialistas vuelven a la carga, en esta ocasión con una señora que dice ser compañera del anterior operario, pero que tampoco  es capaz de acreditar su vinculación con Endesa, por lo que tampoco se le autoriza a realizar la inspección solicitada. Ante esta segunda tentativa, y en vista de que ambos operarios vestían uniforme de F.C.C, multinacional a la que pertenece Aqualia, desde el ayuntamiento pedáneo se requiere la presencia de la Policía Local para que proceda a identificar a la segunda persona y levantar acta de los hechos”.

Con respecto a la supuesta irregularidad en el suministro eléctrico, desde el Ayuntamiento afirman que no se le está “robando electricidad a nadie, como denunciaban malintencionadamente desde el PSOE local, sino que se está llevando a cabo el suministro por medios propios desde dependencias anexas, usando las canalizaciones de la vía pública, sin que se esté haciendo uso de la red de Endesa”.