Solicitan la legalización de las viviendas de la zona rural afectadas por vías pecuarias

IU se reúne con la Plataforma de Afectados por Vías Pecuarias para conocer su problemática

Tras haber sido informada por la organización local de IU de la problemática que sufren los vecinos de 8 núcleos rurales de Jerez, Inma Nieto, diputada por la coalición de izquierda en el Parlamento Andaluz, se ha desplazado hasta esta ciudad para reunirse con representantes de la Plataforma Ciudadana para la Regularización de los Hábitat Rurales Diseminados Afectados por Vías Pecuarias, la cual solicita la legalización de las viviendas de la zona  rural afectadas por vías pecuarias. A la reunión, que se celebró en Rajamancera, también asistieron el coordinador local de la formación, J. Antonio Jiménez Campos, y el Portavoz del Grupo Municipal, Raúl Ruiz-Berdejo.

Según explicaron los representantes de la plataforma, esta se crea ante la imposibilidad de los vecinos para regularizar la situación de sus viviendas, las cuales están  asentadas en emplazamientos que surgieron históricamente vinculados a la actividad agropecuaria de la zona, algunos con más de 100 años de antigüedad. Los núcleos afectados son: Cuartillo Oeste, Gibalbín, Las Tablas, Baldío Gallardo, El Mojo, Repastaderos-Las Pachecas, Puente de la Guareña y Rajamancera-Cañada del León

Más allá de la inseguridad e incertidumbre que les produce la situación irregular de las viviendas en las que residen, los vecinos se quejan de que al no disponer de ningún tipo de licencia, no sólo no pueden llevar a cabo obras de mejoras en viviendas antiguas, sino que ni siquiera pueden obtener una licencia de actividades económicas para abrir cualquier tipo de negocio. Así, para comprar cualquier producto de primera necesidad, aunque sea un litro de leche, se ven obligados a  desplazarse hasta Jerez, pese a que pagan los mismos impuestos que el resto de los ciudadanos, IBI e Impuesto de Bienes Patrimoniales de la Junta de Andalucía incluidos.

También informaron a la parlamentaria de las distintas reuniones que han mantenido desde la creación de la plataforma con representantes políticos y técnicos de las dos administraciones implicadas, Ayuntamiento de Jerez y Junta de Andalucía, y de la situación de bloqueo en la que se encontraba el asunto a la finalización de la legislatura pasada.

Los afectados están convencidos de que el procedimiento para la legalización de sus viviendas pasa por la aplicación del artículo 31 del Reglamento de Vías Pecuarias, donde se establece que la Consejería de Medio Ambiente podrá desafectar aquellos  tramos de vías pecuarias que hayan perdido los caracteres de su definición o destino, como ocurre en estos asentamientos rurales de Jerez, pero, según declaran, los técnicos de la Junta les han manifestado que la redacción del reglamento es demasiado genérica y dada a diversas interpretaciones, por lo que entienden que cualquier actuación basada en el mismo puede acarrear consecuencias legales en un futuro.

Desde Izquierda Unida tienen claro que la falta de solución al problema que sufren estos jerezanos viene motivada por las guerras particulares que han mantenido el pasado gobierno local del PP y la Junta de Andalucía gobernada por el PSOE, que una vez más en su intento de sacar rédito político de los problemas de la gente no han hecho sino demorar y atascar la tan ansiada regularización de las viviendas.

En este sentido y al margen de las actuaciones que a buen seguro Nieto va a llevar a cabo en el Parlamento Andaluz para buscar una solución definitiva, desde la agrupación local de IU  recuerdan que en reunión celebrada en diciembre de 2014 se aprobó la constitución de una mesa técnica compuesta por Junta de Andalucía y Ayuntamiento de Jerez, a la que se podían incorporar los representantes de los afectados, pero hasta la fecha tan solo se han celebrado 3 reuniones de la misma y en la tercera, ya con Mamen Sánchez de alcaldesa, ni siquiera han invitado a los vecinos a participar, por lo que exigen al gobierno local que, en aras de la transparencia que demandan los ciudadanos, hagan públicas las conclusiones alcanzadas en la celebración de esa última mesa, así como las posibles soluciones a adoptar para que los vecinos puedan disponer de una vez por todas de las escrituras de sus viviendas.