Dos gemelas jerezanas logran el delantal de MasterChef

Raquel y Virginia representarán a Jerez en la 4ª edición del famoso programa de cocina

Las primeras en llevarse el delantal fueron Raquel y Virginia, las gemeliers de MasterChef. Nacidas hace 39 años, llegan al programa, que se celebra en Toledo, desde Jerez de la Frontera dispuestas a poner el arte de nuestra tierra en los fogones. Les encanta la feria, su tierra y la familia. Lo más duro para ellas, afirman, es estar alejadas de sus hijos.

Ambas hermanas  se tuvieron que enfrentar, cocinando en la cocina las dos solas, por el delantal para quedarse entre los 15 concursantes finales. En esa competición sorpresa  le dieron el delantal a Raquel, que cocinó “papas con chocos”. Raquel realiza más cocina tradicional, Virginia, en cambio, se decanta más por la cocina de diseño.

Al jurado le sorprendió que Raquel durante su intervención en la cocina, mientras hacía su guiso, se acercó a ayudar a su hermana de forma cariñosa en dos ocasiones, y de hecho cuando ganó el delantal suplicó al jurado hasta conseguir que se lo dieran también a Virginia.

El  jurado accedió porque le habían encantado los dos platos, aunque un poco más los papas con chocos de Jerez. ¡Al final se han quedado las dos!

Durante el programa, vestidas iguales, insistieron una y otra vez que no pueden estar la una sin la otra y que la abuela se encargará de los nietos. Al jurado, sin duda, le cayeron bien por su buen humor y gestos de simpatía, además de gustarle sus platos, sobre todo, el de Jerez.

Raquel estudió técnico administrativo, profesión que ejerció hasta que nacieron sus dos hijos, a los que se dedica en cuerpo y alma. Es una persona responsable, extrovertida y solidaria, desde hace años colabora en un comedor social en Jerez.Raquel MasterChef

Virginia es una amante de la feria, de su familia y de la cocina. Casada y con dos hijos, le gusta comer y cocinar de forma saludable.Virginia MasterChef

Los 15 concursantes han demostrado que son los mejores cocineros amateur de España ante un exigente jurado: Pepe, Jordi y Samantha. Han logrado conquistarlos con platos exquisitos, personalidades únicas y absoluto amor por la cocina.

Además de las “gemeliers jerezanas”, Andalucía cuenta con otros dos representantes: Daniel y Juan. Uno de Huelva, el otro sevillano de pura cepa, son dicharacheros, divertidos y no paran ni un segundo. Más que sabor, añaden en el programa, van a poner Chispa a la vida