Mamen Sánchez dice que “trabaja desde el primer día” por el futuro del Circuito de Jerez

A pesar de que el ya exgerente le pidió doce reuniones y de haber faltado a encuentros del Consejo que el mismo gobierno local había convocado

El gobierno municipal del PSOE sostiene que es “el único que está trabajando desde el inicio de la legislatura” por la continuidad del Circuito de Velocidad de Jerez. Estas declaraciones llegan el día después de que el gerente de la sociedad dimita por falta de apoyos de la alcaldesa de Jerez, Mamen Sánchez.

Alcaldesa en desayuno informativo _ 01

No deja de ser llamativo cuando el ya ex director de CIRJESA, Juan Baquero, le haya pedido, verbalmente y por escrito, hasta en doce ocasiones mantener un encuentro. A esto habría que sumarle las incomparecencias del gobierno local en las reuniones del Consejo de Administración. Reuniones convocadas por el mismo gobierno municipal que, sin avisar, no acuden. Mamen Sánchez como Presidenta y Santiago Galván, como vicepresidente.

Culpan al PP

El Gobierno municipal hace hincapié en que “la situación actual del Circuito de Velocidad sólo responde a la nefasta gestión llevada a cabo por el Partido Popular ya que debería haber aprobado las cuentas de Cirjesa antes de acabar la legislatura. Al escuchar las declaraciones de Antonio Saldaña se tiene la impresión de que el Partido Popular nunca ha presidido Cirjesa y lo estuvieron haciendo durante cuatro años hasta el pasado mes de junio. Esto supone que tienen que responder por la situación en la que nos encontramos el Circuito y en la que estamos trabajando para dar una solución legal y factible”.

“Este gobierno municipal ha apostado desde el inicio de la legislatura por la continuidad del trazado jerezano, uno de los motores económicos de la ciudad, y prueba de ello es que se ha cerrado un acuerdo con la Junta de Andalucía para garantizar la continuidad del Gran Premio”, aseguran desde el Ejecutivo.

El gobierno local señala, igualmente, que “hemos apostado también por la continuidad de la Capitalidad del Motor, pero siempre desde la perspectiva de que produzca eventos ventajosos para la ciudad y que no cuesten dinero ni al Ayuntamiento ni, por supuesto,  a los ciudadanos. En este sentido, seguimos trabajando y podemos adelantar que ya hemos firmado acuerdos con patrocinadores por un montante de casi tres millones de euros. El Partido Popular vendió humo ya que no había ni un solo acuerdo cerrado, sólo palabras y ‘estrellas’ de la fama. La capitalidad le sirvió para celebrar un evento de autobombo electoralista como el free-style que costó 156.658 euros y del que repartió el día antes de las elecciones municipales 8.000 entradas gratis”.

El Ejecutivo incide en que “fue el Partido Popular el que dejó a la sociedad Cirjesa al borde de la desaparición con una deuda que superaba los 800.000 euros debido a la mala planificación de una prueba tan importante como la Superbike. Desde el momento en el que el Ministerio de Hacienda nos pidió  un Plan de Racionalización estamos trabajando para evitar la disolución de la entidad. Y ahora mismo estamos a la espera de un informe técnico del Ministerio que garantice su viabilidad respetando escrupulosamente la legalidad vigente”.

En definitiva, “el Partido Popular no puede darnos lecciones de cómo administrar y gestionar el Circuito de Velocidad. Ni puede exigirnos que aprobemos unas cuentas cuando ellos cerraron el año 2014 sin aprobar ni las cuentas de Cirjesa ni tampoco la Cuenta General del Ayuntamiento. Por responsabilidad, el Gobierno del PSOE esperará hasta que el Ministerio nos responda y podamos tomar las decisiones oportunas amparados por la ley”.