“Es falso que cada distrito de Jerez disfrute de una dotación de la policía local”

El SIP informa que carecen de la más absoluta movilidad necesaria para poder realizar rondas continuas de vigilancia

Desde el Sindicato Independiente de la Policía Local de Jerez, informan que se sienten especialmente sorprendidos ante la noticia publicada en algunos medios de comunicación locales, donde se detallan supuestos refuerzos de vigilancias en determinadas zonas de la ciudad, tales como calle Francos, antiguo Cine Astoria, calle Bodegas y Alameda Vieja; destacándose en la misma el envío de una dotación policial a cada distrito de la ciudad, para que mediante continuas rondas de vigilancia, actúe en la prevención de delitos.

Agente de Policía Local en una imagen de archivo.
Agente de Policía Local en una imagen de archivo

Ante esta noticia se ven en la obligación de aclarar lo que llevan meses denunciando, la más que precaria situación del parque móvil policial, la cual sólo permite dos vehículos radiopatrullas para atender los servicios que surjan en toda la ciudad.

Esta situación hace que se disminuya considerablemente su labor de calle, al resultar imposible realizar con normalidad las rondas de vigilancias y controles preventivos de velocidad o alcoholemia necesarios para una ciudad con la extensión y población como es Jerez; y ni que decir tiene del aumento del tiempo de respuesta ante un determinado requerimiento, bien porque dicha unidad se halle lejos de la zona requerida, o porque esté ocupada en otra intervención. Lo que igualmente ocurriría con las dotaciones peatonales (las cuales proliferan ante la falta de vehículos), cuyo desplazamiento sufriría un retraso evidente.

policia localEs incierto, por consiguiente, que cada distrito de la ciudad disfrute de una dotación que realice continuas rondas de vigilancia, ya que actualmente se carece de la más absoluta movilidad necesaria para poder realizar tales tareas, debiéndose para ello colocar una dotación policial en cada esquina, algo harto difícil si padecemos una merma que roza los 90 agentes, al no convocarse oposiciones desde el año 2.007, momento este que se disponía de unos 330 agentes, frente a los 290 actuales, de los cuales hay que descontar más de 40 que se encuentran fuera del servicio activo, y otro grupo en edades próximas a su jubilación.

Además de estas carencias, a esto se le une la reciente política de recortes que incluye prescindir durante las 24 horas del día del vigilante de las instalaciones de la nueva Jefatura, así como del mozo de mercadillo próximo a la Bda. La Granja; teniendo por tanto que asumir la Policía Local tales funciones, mermando más aun el escaso efectivo que debería prestar servicios más propios del ámbito meramente policial.

A parte de los servicios antes destacados, debemos recordar que son muchas más las barriadas que sufren los estragos propios de la botellona, así como de actos vandálicos varios (Pza. Vargas, Pza. del Mercado, C/ San Pablo, Bda. La Constancia, C/ Clavel, Plg. Autopista, C/ Zaragoza, Avda. de Méjico, Avda. Alcalde Álvaro Domecq, y un largo etc.), así como otros servicios que aumentan considerablemente cada año (Verbenas de barriadas, Ferias de pedanías y zonas rurales, estaciones procesionales fuera de la Semana Santa, Zambombas Navideñas, Eventos flamencos, Eventos deportivos varios, y así otro largo etc.), y ni que decir tiene de los grandes eventos que se celebran cada año, y que requieren del 100% de la plantilla de la Policía Local (Semana Santa, Gran Premio de Motociclismo, y la Feria del Caballo), así como de los Medios Técnicos que a día de hoy se carecen.