“Un momento, un momento, un momento… ¿y usted quién es?”

El periodista jerezano Álvaro Ojeda cuenta como la alcaldesa de Jerez pasa desapercibida para gran parte de los ciudadanos

Que la popularidad de la alcaldesa de Jerez está como el escaparate actual de Rianal no se le escapa a nadie. Y eso que tiene a un buen escaparatista en redes sociales que intenta tenerlo lo más aseado posible, pero no hay manera.Mamen Sánchez junto a Shin Chan

Desde luego se lo ha buscado: el mamarracho de alumbrado en la Navidad de Jerez, la solicitud de otro ICO más que pagarán los nietos de nuestros nietos, dudar del proyecto Jerez Capital Mundial del Motociclismo espantando a los posibles inversiones, la paupérrima cobertura informativa de Onda Jerez en Semana Santa, el ninguneo asqueroso al Xerez Deportivo, los vetos a periodistas y medios no afines a la gestión del régimen ( utilizo palabras de sus camaradas de gobierno), el poco cariño a la plantilla de la policía municipal (ya hablaremos con datos otro día) que están a pique de un repique y la surrealista rueda de prensa vendiendo algo para lo que no hay ni un puñetero duro concedido (…).

La regidora jerezana -que escucha más a los de Podemos que la mantienen en el poder que a sus propios ciudadanos- sigue viviendo episodios que desmontan cualquier teoría de que su popularidad es positiva.

Santiago Sánchez (Ganemos) y Mamen Sánchez (PSOE) tras la firma del acuerdo de investidura para gobernar Jerez | Foto: Cristo García
Santiago Sánchez (Ganemos) y Mamen Sánchez (PSOE) tras la firma del acuerdo de investidura para gobernar Jerez | Foto: Cristo García

Les cuento algo. No hace mucho, en una visita rutinaria a la bonita barriada de Los Albarizones (sin duda, territorio socialista), Mamen Sanchez, acompañada por su séquito, quiso interesarse por un problema puntual de las gentes del lugar. Tras llegar y escuchar a técnicos y personal docto en el asunto, la regidora tomó la palabra de manera decisiva y empezó a hablar.

No sabemos si al ritmo de documentación y exposición del problema de los que conocían aquello o, tal vez, con el poco fundamento y el vacío que suele acompañar a su exposiciones públicas a la hora de dirigirse a sus vecinos; lo cierto es que dos vecinos de los Albarizones, tras oírla un par de minutos y al entender que su exposición era algo….digamos que “surrealista”, le dijeron una frase que cubrió de silencio el momento, incluso, hasta callar a los pájarillos de “La Corta” que cantan a sus anchas por esos lares. Un silencio que era contenedor en el interior de sus “cajas torácicas” de las más crueles carcajadas de cuantos estaban allí.

¿La frase que le dijeron? La siguiente:

“Pero un momento, un momento, un momento…¿usted quien es?”

Brutal. Si aquello llega a ser la serie de “Chinchan” más de uno hace el pino con la cabeza y se le pone una gota de agua en la cara como a los dibujos animados japoneses.