Dimiten la directora de Personal y la jefa de comunicación del Ayuntamiento

Comienzan las primeras dimisiones en el Ayuntamiento de Jerez cuando están a punto de cumplirse ocho meses del mandato de Mamen Sánchez

Según ha podido saber el Mirajerez, esta misma mañana han presentado su dimisión la directora de Personal y ex concejal del Foro Ciudadano, Rocío Montero, así como la directora de Comunicación, Milagros Gago. La noticia ha corrido como la pólvora en el Ayuntamiento ya que la renuncia de Montero, según ha podido saber este medio, se ha producido después de firmar un último informe que acompañaba a la propuesta de modificación de la RPT, en la que se valora un ahorro de 400.000 euros.

Rocío Montero durante un acto para la Diputación de Cádiz | Imagen de Rocío Hernández
Rocío Montero durante un acto para la Diputación de Cádiz | Imagen de Rocío Hernández

Montero que, hasta las pasadas elecciones, fue concejala con el Foro Ciudadano, liderado por Pedro Pacheco, ha puesto su cargo a disposición de la regidora jerezana tras comunicarle que no está dispuesta a rubricar más informes en el departamento de Personal, según fuentes próximas al Consistorio.

Precisamente, la dimisión de Montero se produce a menos de una semana de la reunión que hay previsto celebrar, en Madrid, el próximo 17 de febrero. En este encuentro el Gobierno municipal intentará a la desesperada recabar el apoyo del Ministerio de Hacienda para sacar adelante su propuesta de Plan de Ajuste, una propuesta que a primera vista parece insuficiente si se tiene en cuenta que la alcaldesa mantiene el compromiso de readmitir a 120 de los trabajadores del ERE municipal (Expediente de Regulación de Empleo).

En el encuentro se verán, por tanto,  las posibilidades de que el Ayuntamiento pueda cumplir con la promesa de que estos trabajadores puedan volver a sus puestos, ya que el Consistorio jerezano está obligado a reducir el capítulo de personal, suponiendo la readmisión de los empleados municipales casi 14 millones de euros. Al parecer los numerosos frentes abiertos en el Ayuntamiento y el miedo de los técnicos a firmar informes que pudieran no ajustarse del todo a la legalidad pueden estar detrás de las primeras dimisiones producidas hoy en el Ayuntamiento.