“La participación ciudadana está contribuyendo al descenso de la actividad delictiva en Jerez”

El nuevo comisario reconoce que Jerez es un modelo en la organización del GP con “un funcionamiento muy óptimo”

“Nuestros adolescentes sufren muchas situaciones de violencia de género encubierta y muchas chicas tienen miedo a denunciar”

“La ciberdelincuencia es un problema internacional y uno de los grandes retos de la seguridad pública nacional”

Conocemos la rabiosa actualidad de la mano del nuevo Comisario de Jerez, Carlos Serra Uribe. Recibe a Mira Jerez en su despacho, dándonos la oportunidad de comprobar que no sólo posee un extenso currículum, sino también una gran humildad y vocación de servicio.

Carlos Serra Uribe, comisario de la Policía Nacional de Jerez | Imagen de Jonocla Fotografía, por Noelia Herrera
Carlos Serra Uribe, comisario de la Policía Nacional de Jerez | Imagen de Jonocla Fotografía, por Noelia Herrera

Siendo el segundo Comisario de la Policía Nacional más joven de toda España, Serra cuenta a sus espaldas con más de 20 años de experiencia. Es doctor en Derecho, dedicándole parte de su carrera profesional. También ha ejercido como docente, poniendo de manifiesto  la lucha contra la violencia de género.

Cabe destacar que el nuevo comisario de Jerez es especialista en la lucha contra este tema. En 2012 recibió en Córdoba, su anterior destino, el premio Meninas en reconocimiento a su lucha contra esta lacra social.

La mejor recompensa a su trabajo, escuchar:

“Habéis sido mi Ángel de la guarda”

El pasado 29 de enero tomo posesión de su cargo como comisario de la Policía Nacional en Jerez,  en este tiempo ¿Qué es lo que más le ha llamado la atención en el desarrollo de la actividad diaria de la comisaria?

Me ha llamado la atención encontrarme con una plantilla muy motivada, muy bien formada y donde se estaba trabajando muy bien. La sensación ha sido muy positiva, lo que me permite trabajar para seguir introduciendo elementos de mejora.

En pocos días la ciudad acogerá el Gran Premio de Motociclismo y en menos de un mes la Feria, dos importantísimos eventos a nivel de seguridad, después de la Semana Santa, ¿Cómo han sido estos primeros meses?

Pues la verdad que han sido unos meses muy intensos, porque han coincidido la toma de posesión, el conocer la realidad social y delincuencial de Jerez., además de conocer la plantilla, todo ello junto con una serie de eventos extraordinarios y además muy importantes para Jerez. La Semana Santa ha sido muy positiva a nivel de convivencia y a nivel de seguridad. Y ahora estamos trabajando en los dispositivos de seguridad del Gran Premio y de la Feria del Caballo, que espero y deseo que también sean en ese sentido positivo. La verdad, es que han sido unos meses de mucha actividad en ese doble sentido, tratando de impulsar mucho la participación ciudadana, porque luego todo ese tipo de informaciones y colaboraciones nos son muy útiles de cara a la mejor respuesta al ciudadano.

¿Es Jerez una ciudad modélica en la organización del GP?

Sí, la verdad es que, por los antecedentes que he visto a la hora de los dispositivos de seguridad de un evento internacional deportivo y turístico como es el Gran Premio, el funcionamiento es muy óptimo. La colaboración Policía Nacional, Policía Local y Guardia Civil lleva años siendo muy positiva y afortunadamente controlando esos aspectos.

Después de dos meses en su nuevo cargo, ¿Sigue manteniendo que Jerez es una ciudad segura como dijo en su discurso de posesión?

Sí, sigo manteniéndolo y de hecho, la tónica actual es que esta habiendo un descenso en la actividad delictiva, reforzado mucho la prevención en las patrullas de seguridad ciudadana, aumentando la presencia uniformada en la calle. Se ha potenciado la participación ciudadana, que nos está permitiendo obtener muchísimas informaciones de distintos colectivos, ámbitos, colegios, asociaciones de vecinos y esto se está reflejando  a día de hoy en ese descenso la criminalidad.

Siguiendo con la actualidad, ¿qué opina sobre las denuncias vecinales sobre la seguridad, por apuntar un ejemplo, en algunas zonas del casco histórico o en la Calle Medina?

Mi objetivo es tratar la seguridad no sólo de manera objetiva, sino la seguridad subjetiva que tenga el ciudadano, que su percepción sea muy positiva. En ese sentido, es importante conocer cualquier foco de actividad ilícita y a partir de ahí establecer medidas. Sí me estoy preocupando de que en aquellos puntos o focos donde pueda haber una mayor inseguridad, exista presencia uniformada en la calle. Y luego paralelamente, en caso necesario se investigue cualquier actividad ilícita. Estoy muy pendiente de este asusto, porque para mí la seguridad ciudadana es esencial.

El  pasado fin de semana se produjo un accidente en el botellódromo. Por una parte preguntarle: ¿Qué opina sobre este espacio? Y, por otra, si está a favor o en contra de su uso.

El tema de los botellódromos es un asunto muy complejo. De hecho hace un tiempo escribí un artículo sobre la confluencia de derechos; el derecho a la intimidad, el derecho al descanso de vecinos pero también el derecho al ocio, al libre desarrollo de la personalidad de los jóvenes… entonces es complicado, mantener siempre el equilibrio. Yo creo que establecer determinadas zonas con ese control previo y garantizando la seguridad, es muy positivo. De igual forma, valorando qué lugares son más conflictivos, dónde se ubican y así, optimizar el cumplimiento de uno de nuestros objetivos: garantizar siempre, la seguridad  en nuestros jóvenes.

Carlos Serra Uribe, comisario de la Policía Nacional de Jerez | Imagen de Jonocla Fotografía, por Noelia Herrera
Carlos Serra Uribe, comisario de la Policía Nacional de Jerez | Imagen de Jonocla Fotografía, por Noelia Herrera

¿A día de hoy es seguro el botellódromo de Jerez?

En los pocos meses que llevo se puede decir que hay seguridad en el botellodromo de Jerez. Además, me gustaría destacar que Jerez cuenta con una unidad especializada que está funcionando muy bien. La UPR (Unidad de Prevención y Reacción),  actúa generalmente en los grandes eventos, pero también semanalmente trabaja en  todas las zonas. Es una unidad que está muy volcada no sólo en la reacción, sino también en la prevención, eso es algo importante. No obstante, todo lo que conlleve aglomeración de personas en un momento puntual puede haber un problema. Pero como problema actual de seguridad, no existe o no se ha detectado desde que yo he llegado.

Su llegada ha coincidido con la licitación de las obras de la Comisaria de la Policía después de muchos años de espera, ¿Cómo van a notar los jerezanos la puesta en marcha de las nuevas instalaciones?

Creo que una ciudad de la importancia de Jerez a nivel andaluz, necesitaba una nueva comisaría. Por eso, cuando llegué y recibí la noticia, fue una satisfacción muy importante, saber que ya se había iniciado realmente el proyecto y que dentro de unos años Jerez contará con lo que se merece, ¿no? Una comisaría nueva. Es cierto que  este palacio es maravilloso, pero para mí hay dos cosas que son esenciales: la calidad/atención al ciudadano y la calidad en el servicio del policía. Entonces, efectivamente en el tema de instalaciones sí que he detectado que se puede mejorar. Además, es cierto que es una reivindicación que lleva años y que, por fin, es una realidad. A mí personalmente me gusta ofrecer una buena prestación en servicios al ciudadano, por ejemplo con  una oficina de denuncias o los lugares de trabajo físicos para los funcionarios, también merecen unas condiciones adecuadas. Al final todo eso, influye en una mejor calidad en atención al ciudadano.

¿Y el que esté conectada con la Policía Local, favorecerá la colaboración?

Sí, yo soy de los de sumar. Dentro del respeto a la competencia de cada uno, funcionales y territoriales, si que me gusta la máxima coordinación con la Policía Local y Guardia Civil. Creo que es esencial, porque es lo que el ciudadano demanda y es la respuesta que tenemos que dar. Por ello, medidas que faciliten esos acuerdos de colaboración, como la proximidad o esa cercanía, van a ser positivas.

Entre sus méritos profesionales destaca la lucha contra la violencia de género, desde su experiencia profesional: ¿Cuál cree que es el origen de esta lacra social?

Para ver el origen de esta lacra social, nos tendríamos que ir casi al origen del hombre. El problema al final, es la desigualdad absoluta, el machismo, los problemas derivados del patriarcado.

Son muchas la medidas aprobadas en materia de violencia de género, sin embargo no hay semana en el que los medios de comunicación informen de un nuevo caso, ¿En qué cree que se está fallando?

Desgraciadamente, la violencia de género es un fenómeno que se da a nivel  internacional, no es exclusivo de España, se da en todos los países y en todos los entornos. De ahí, que no baste sólo con la mera respuesta policial, sino que tiene mucho que ver con la implicación de toda la sociedad. La educación desde muy pequeñitos a nivel familiar, institucional, la educación en igualdad. Porque sin esa educación nos encontramos con que esta lacra social se está dando también en personas muy jóvenes, nuestros adolescentes sufren muchas situaciones de violencia de Género encubierta. Muchas veces ni denunciadas, muchas por el ámbito de los malos tratos psíquicos. Las chicas jóvenes tienen miedo a denunciar, además influyen paralelamente muchísimos componentes a la hora de la Violencia de Género.

Y en este contexto y ante una noticia como la muerte de una mujer en manos de su pareja, ¿Cuál debe ser el papel de los medios de Comunicación?

Yo creo que el comunicarlo es positivo porque sensibiliza a la sociedad con un problema que exige la implicación de todos. Los medios deben tratar este tema desde la responsabilidad que exige, deben de ayudar en la labor de sensibilización y colaborar en lanzar el mensaje de la igualdad. Su difusión es esencial, hay que machacarlo a diario. Además darle la importancia que este asunto se merece. Los medios deben de colaborar también en las campañas diseñadas para erradicar esta lacra dando la información.

Carlos Serra Uribe, comisario de la Policía Nacional de Jerez | Imagen de Jonocla Fotografía, por Noelia Herrera
Carlos Serra Uribe, comisario de la Policía Nacional de Jerez | Imagen de Jonocla Fotografía, por Noelia Herrera

Entre sus recomendaciones, en su toma de posesión habló de la integración de Jerez en la Red Viogen ¿En qué consiste y qué beneficios puede tener para los ciudadanos de Jerez?

Sí, es una recomendación que hago porque en Córdoba, mi anterior destino, está funcionando muy bien. Fue uno de los primeros municipios que se integró y en Andalucía hay muchos que ya lo han hecho también. Viendo cómo funciona en Córdoba, yo sí que defiendo y apoyo la integración de los municipios en la Red Viogen, aunque yo lo único que puedo hacer es recomendarlo y, en ese sentido, no sé los trabajos que se están llevando a cabo, a nivel interno, desde el Ayuntamiento de Jerez. Creo que es bueno formar parte de ella porque al final, lo que estamos haciendo es aumentando la protección y el tratamiento integral de acuerdo a las víctimas y de hecho la Red se llama sistema y control de Violencia de Género.

Por tanto, a modo de recomendación, la integración en esta Red es un elemento que considero esencial, aunque los trabajos para ello se escapan de mis competencias y por eso insisto en que se trata de una sugerencia. Además, desde el punto de vista policial, creo que es muy positiva, ya que la Policía Nacional da formación a la Local y criterios de trabajo. En definitiva, creo que es una medida buena para una ciudad de la importancia de Jerez, ya que al final lo importante es proteger a la mujer.

Dicho modelo, nos lo están copiando a nivel internacional en otros países por los protocolos de valoración riesgo y protocolos de protección. Por tanto, en el momento que damos un paso más, y añadimos a los ayuntamientos y a la policía Local en esa Red Viogen, es señal de que estamos avanzando.

Como resumen, ¿Qué destacaría de este sistema?

Lo importante es que supone el control y seguimiento de los casos de Violencia de Género en España. Es un avance cuando se crea esta gran base de datos nacional, con la existencia de unos protocolos de valoración de riesgo, que van desde un “no apreciado” a un “extremo”. Diferentes niveles de riesgo que puede sufrir la mujer que viene a denunciar. Conocer esa valoración de riesgo, según su nivel, conlleva aparejadas unas medidas de protección policial. Tanto el riesgo actual, pasado, como predicción de futuro, debido a una seria de ítem y parámetros que se analizan. Ese nivel de riesgo nos da un nivel de protección y todo eso se vuelca en esa base de datos y queda recogida toda la situación de la mujer que ha sido víctima de malos tratos (situación del agresor, situación actual, si hay medidas de alejamiento y medidas cautelares, entre otros datos de interés…), que nos permite conocer en cada momento la situación de cada mujer. En el momento que integramos a los Ayuntamientos también en todo este tipo de actuaciones, nos va permitir por ejemplo, a nivel de protección, que si tenemos un número muy elevado, que desgraciadamente lo tenemos de mujeres víctimas, podamos tener más recursos policiales de protección. Es decir, que no sólo sea Policía Nacional, sino también sea Policía Local los que puedan estar implicados en la protección de “esta mujer”. Estamos hablando a día de hoy de los niveles más intermedios o bajos de riesgo, porque los otros niveles más altos ya lo lleva la  Policía Nacional o Guardia Civil. Como elemento muy positivo sería la coordinación de todos, redoblar esfuerzos en la protección. Aún así,  España no es el país donde más casos de Violencia de Género, se dan aún más casos en los países Nórdicos.

Es usted unos de los comisarios más jóvenes en el cargo, lo que seguramente le ha ayudado a conocer bien las redes sociales, ¿Cómo está influyendo internet en la comisión de nuevos delitos?

Yo creo que uno de los grandes retos de la seguridad pública nacional en España, es la ciberdelincuencia en todos los ámbitos. Muchísimos hechos delictivos cada vez se dan más dentro del mundo de la Red. Entonces, ¿qué ocurre? Que ahí estamos avanzando también muchísimo en la actuación policial, es bueno insistir en la formación cada vez mayor en ciberseguridad de nuestros agentes policiales. Ese es otro de los propósitos que tengo, organizando cursos. Sí que es verdad que hay muchísimos delitos… no sólo lo que pueda haber desde el punto de vista patrimonial (estafa, defraudaciones…) sino, muchos delitos contra la intimidad, especialmente a través de las redes sociales.

La violencia de género y violencia machista se da también en las redes sociales, delitos de amenazas, coacciones, divulgación de imágenes o videos íntimos mediante chantaje. Esto se está dando de una manera muy habitual. A partir de ahí, también nos encontramos en que la policía se especializa, porque Internet avanza muy deprisa, y, además, cualquier noticia llega a millones de ciudadanos. Por otra parte, a la hora de intervenir te encuentras con las barreras de la legislación en los diferentes países. La ciberdelincuencia es un reto que no sólo compete a la policía, sino que es un problema internacional. Así mismo, la respuesta tiene que ser internacional y contar con una legislación, acorde con el compromiso de todos los gobiernos, por eso,  es complicado.

Comisaría de la Policía Nacional de Jerez | Imagen de Jonocla Fotografía, por Noelia Herrera
Comisaría de la Policía Nacional de Jerez | Imagen de Jonocla Fotografía, por Noelia Herrera

¿Qué le diría a unos padres que pasan el día entero fuera de casa, dejando al alcance de sus hijos las nuevas tecnologías sin control?

Internet en sí es muy positivo y el buen uso de las nuevas tecnologías también, especialmente para la gente joven. Tenemos que partir de que ellos son nativos digitales, hay que entenderlos, contra eso no se puede luchar. Yo por ejemplo me voy reciclando y a lo mejor nunca llegaría al nivel que llega un niño joven. Lo que hay que hacer es educar en su buen uso.

¿Y qué pueden hacer los padres?

Concienciar a nuestros jóvenes de los peligros de internet, hacerles ver muy claramente cuáles son los peligros, consejos básicos de seguridad: no aceptar desconocidos, no enviar fotos, imágenes o videos a personas que no se conozcan, cualquier duda preguntarla a los padres o a algún adulto de referencia en su centro escolar. Básicamente es concienciar y hacerles ver a nuestros jóvenes de los peligros. No prohibirles de por si las redes sociales, si no darles a conocer los peligros que hay.

En sus más de 20 años de ejercicio, ¿Qué ha aprendido de su profesión?

Pienso que en la vida, aprendes todos los días. Cuánto más mayor me voy haciendo, creo que menos se. Yo creo que el aprendizaje en la vida y en esta profesión es diario y afortunadamente, porque siempre hay que ser humilde. No pensar que uno lo sabe todo, al revés empezar casi de cero en todos los momentos y usar lo que sabes, tratando de adaptarte a todas las situaciones.

Yo ingreso en esto por vocación, por su lado más humano, porque creo en la defensa de la seguridad y la libertad, en la justicia y en el servicio público al ciudadano. Como policía sí que es verdad, que en estos años de profesión sí aprendes o refuerzas la idea inicial que tienes de estar siempre al lado de los más vulnerables en todos los sentidos, niños, personas mayores, víctimas del terrorismo, víctimas de violencia machista. Y eso para mí, quizás ha sido lo más positivo. Yo creo que lo que más reconforta y lo más positivo de esta profesión es trabajar por ayudar.

¿Con qué momento se quedaría de sus años de trabajo?

Elegir un momento, es difícil, son muchos. Para mí, como para el ser humano cuando trabajas en temas como explotación sexual infantil, violencia de Género… y ves que has ayudado a personas, quizás es de los momentos más bonitos y la parte gratificante.

Me da apuro decirlo yo… pero quizás de los momentos más bonitos vividos es cuando nos han dicho al equipo – “Habéis sido mi ángel de la guarda”.

¿Qué le gustaría que dijeran de usted cuando termine su mandato en Jerez?

Básicamente que el ciudadano en general de Jerez se sienta orgulloso de su Policía Nacional. Se sienta orgulloso por la dedicación y la humildad en su trabajo en defensa de todos.