CSIF exige a la Junta que se devuelvan los derechos recortados a los profesionales del SAS

En las puertas del hospital de Jerez, el sector provincial de Sanidad denuncia la grave falta de personal en Maternidad, donde solo hay una enfermera para 20 madres

Trabajadores de la Sanidad pública y delegados de CSIF-Cádiz se han concentrado esta mañana, a las puertas del Hospital de Jerez de la Frontera, para exigir a la Administración autonómica la recuperación de todos los derechos sociales, laborales y económicos que se les recortaron o eliminaron con la política de austeridad y recortes emprendida por las administraciones públicas hace unos años debido a la crisis económica.

IMG-20151110-WA0000

Tal y como ha señalado la responsable provincial de Sanidad de CSIF-Cádiz, Eloísa Bernal, los profesionales del SAS reclaman la devolución de la paga extra íntegra de 2012, la recuperación de días de antigüedad, la jornada de 35 horas, la eliminación de descuentos salariales por bajas e incapacidad temporal, entre otros asuntos. Además, CSIF ha aprovechado para denunciar la situación que vive la unidad de Maternidad, donde actualmente solo hay una enfermera para 20 madres y sus respectivos recién nacidos. Para Bernal, esta es una muestra más de las consecuencias de los recortes, que afectan directamente a la calidad del servicio público que se presta, y exige al SAS que complete al cien por cien las plantillas.

En semanas sucesivas, CSIF volverá a organizar concentraciones en los hospitales públicos de Puerto Real, Algeciras y La Línea.

Con esta campaña, bajo el nombre de ‘Los olvidados andaluces’, CSIF pretende hacer presión a la Junta de Andalucía y visibilizar los agravios comparativos que sufren los empleados públicos de Andalucía frente a los trabajadores de la Administración del Estado y de otras comunidades autónomas, que ya están recuperando ciertos derechos laborales y económicos que les fueron eliminados.

IMG-20151110-WA0001

CSIF quiere hacer constar al apoyo de muchos de los profesionales del hospital que, al no poder dejar su puesto de trabajo en el momento de la concentración, han participado simbólicamente portando una pegatina en su ropa de trabajo y colgando su imagen en las redes sociales.