El Consejo Regulador critica el estudio de una Denominación propia para la Manzanilla

Afirman que “el Alcalde de Sanlúcar no tiene ni competencias ni legitimidad para hacerlo”

El Consejo Regulador desea expresar su sorpresa y malestar por las informaciones aparecidas en la prensa local tras la reunión mantenida entre determinadas bodegas inscritas y el Alcalde de Sanlúcar. Si bien puede entenderse que las tres bodegas afectadas por el auto judicial que suspende la posibilidad de envasar Manzanilla en Bag-in-box puedan mostrarse contrariadas por el mismo, no parece de recibo que, ante estas circunstancias, se acuda al Alcalde para que éste “estudie la viabilidad de constituir un consejo regulador independiente para la Denominación de Origen Manzanilla-Sanlúcar de Barrameda”, algo para lo que no tiene ni competencias ni legitimidad.

manzanilla-sanlucar

La eventual escisión de la gestión de la Denominación de Origen Manzanilla a través de un
consejo regulador propio solo podría plantearse como decisión consensuada por todos los
legítimos protagonistas de esta Denominación, los viticultores y bodegueros inscritos; y
siempre a través de los cauces legalmente previstos para ello, que desde luego no son los del Ayuntamiento de Sanlúcar. Unos protagonistas a los que es necesario además dar su justo peso, que en el caso de las bodegas impulsoras de esta iniciativa no va más allá del 25% de las ventas totales de Manzanilla.

Desde el Consejo Regulador constatamos con orgullo que la Manzanilla es uno de nuestros
vinos amparados que presenta una evolución más positiva y un futuro más brillante, tanto a
nivel nacional como internacional. En 2015 se comercializaron 7.008.836 litros de Manzanilla, lo que supuso un 19,55% del total de vinos amparados por nuestras denominaciones. Y ello es así, sin duda, gracias a los esfuerzos de todos los operadores, de las bodegas productoras de Sanlúcar, de las bodegas comercializadoras de todo el Marco y –en alguna medida al menos– de la labor desarrollada por el propio Consejo Regulador.

El Consejo Regulador desea hacer un llamamiento al cumplimiento de la legalidad por parte de todos los operadores. Como órgano legítimo que tiene encomendada la defensa de la calidad y el prestigio de los productos protegidos, seguiremos trabajando por el bien de nuestras Denominaciones de Origen, incluida la Manzanilla, en todos y cada uno de los ámbitos de nuestras competencias.