Detenido un hombre atrincherarado en casa de su abuela

Agredió con anterioridad presuntamente a su expareja, incumpliendo la orden de alejamiento

  • El detenido deambulo en la tarde del domingo por la barriada del Cerro del Moro esgrimiendo un cuchillo y amenazando a los familiares de su expareja

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Cádiz a un hombre de 26 años de edad como presunto autor de un delito de violencia de genero y detención ilegal. Tras ser puesto a disposición judicial ha sido decretado su ingreso en prisión.

cuchillo agresión

El detenido se personó el pasado sábado en una discoteca de Arcos de la Frontera donde se encontraba su expareja en compañía con otras amigas y la saco a la fuerza para introducirla en un vehículo donde en compañía de otras personas la trasladaron hasta Cádiz donde quedo retenida en una vivienda hasta que pudo escapar.

El domingo por la tarde el agresor se encontraba por las inmediaciones de la calle Barbate en la ciudad de Cádiz portando un cuchillo de grandes dimensiones y amenazando a los viandantes, los cuales dieron aviso al 091.

Hasta el lugar se desplazaron varios indicativos de los Grupos de Atención al Ciudadano (radiopatrullas) los cuales, gracias al testimonio de los vecinos, identificaron al joven que tenia interesada  la detención como presunto autor sobre su expareja  por un delito de malos tratos físicos y psíquicos. Los agentes al no localizar al detenido realizan diferentes gestiones descubriendo que el investigado se encontraba en el interior de la casa de su abuela.

Una vez localizada a la abuela, propietaria del domicilio se comunico tales hechos a la Autoridad Judicial para informar de los hechos y tras obtener el consentimiento se procedió a la entrada en la citada vivienda.

El investigado se había atrincherado en la vivienda y tras una larga negociación con un agente de la Policía Nacional al mando del operativo, este desistió de su actitud de tirarse  por la ventana y de clavarse un cuchillo en el pecho. El joven fue detenido tras forzar la puerta de entrada y ya en una actitud pacifica fue engrilletado y trasladado hasta la Comisaria Provincial.

El resto de incitativos personados en el lugar, incluidas varias dotaciones de Policía Local permanecieron en el lugar calmando un poco los ánimos debido al revuelo y al tumulto que se había originado en el lugar.