Denuncian la “grave falta de personal” en la Residencia de Mayores de La Granja de Jerez

Centro dependiente de la Junta de Andalucía en el que el CSIF advierte que los especialistas de atención geriátrica están bajo mínimos

CSIF quiere denunciar públicamente la “grave falta de personal” que padece el Centro Residencial para Personas Mayores de Jerez (La Granja), dependiente de la Junta de Andalucía,  y que perjudica considerablemente a calidad de la asistencia a los residentes que requieren cuidados especiales. La Central Sindical se hace así eco de las reclamaciones de los propios trabajadores que permanecen en el centro, que se ven desbordados constantemente y, en consecuencia, sufriendo un estrés creciente que les dificulta desarrollar sus labores asistenciales adecuadamente.

ancianos residencia

En concreto, en los últimos años se han perdido más de 20 puestos de trabajo. El personal especialista de atención geriátrica se encuentra bajo mínimos, a pesar de atender al 50 por ciento de los residentes, que son grandes dependientes y que requieren cuidados especiales y atención constante por parte de los sanitarios y auxiliares. Además, a esta falta de personal se suma el mal estado de los medios materiales con que se trabaja en el centro, donde las grúas para levantar a las personas mayores dependientes no funcionan la mayoría de las veces, y las camas son demasiado antiguas y de altura insuficiente para el correcto tratamiento de los residentes.

A esto se le suma el hecho de que el personal de mantenimiento y limpieza ha perdido hasta un 40 por ciento de la plantilla, según lo que marca la Relación de Puestos de Trabajo (RPT). Para CSIF es indignante que la Junta de Andalucía, ante esta pérdida de personal, argumente que estos trabajos no son de atención directa, cuando incluso ha habido casos en los que, saltándose la normativa vigente, se ha pedido al personal de limpieza que distribuya y asista en la alimentación a los residentes para paliar la falta de auxiliares de clínica.

CSIF esperaba que la situación cambiara con la entrada de una nueva dirección en la residencia, hace seis meses. Sin embargo, no sólo no ha cambiado sino que ha seguido en la misma línea que su predecesor, manteniendo una política de introducir cambios en las funciones de los trabajadores que son contrarias al convenio colectivo del personal laboral de la Junta de Andalucía.

Así, la Central Sindical reclama a la dirección y a los responsables de la Junta de Andalucía que dote a la residencia con el personal adecuado, tal y como está estipulado en la RPT oficial, para que los residentes reciban una asistencia adecuada y de calidad y para que los trabajadores puedan desarrollar sus tareas con totales garantías y con dignidad. Y es que, a pesar de las movilizaciones llevadas a cabo el pasado año y las denuncias ante la Inspección de Trabajo y la propia administración andaluza, las reclamaciones de los trabajadores no han conseguido ningún efecto hasta el momento.