Llega a Jerez un joven lince ibérico

El Zoobotánico recibe un ejemplar joven que se se emparejará el próximo año con Castañuela y se marcha otro a El Acebuche

Recientemente se han producido cambios en la población de linces ibéricos del Zoobotánico. Estos responden a la reorganización de ejemplares del Programa de Conservación ex situ que se hace cada año, previo a la temporada reproductora.

lince-iberico-jerez

Se trata de distribuir a los ejemplares entre los diferentes centros de cría para que la diversidad genética de la población esté lo más repartida posible, de modo que si hubiera en alguno de ellos alguna catástrofe, no se perdiera ninguno de los linajes que actualmente existen en cautividad.

El zoo ha venido manteniendo, además de a la pareja reproductora “Castañuela” e “Hidrógeno”, a “Fran”, un macho de avanzada edad como reserva reproductora. Este último fue uno de los primeros ejemplares de lince ibérico que se capturaron para formar parte del programa de cría. Fue capturado en Sierra Morena en septiembre de 2003, después de que se viera cojeando por la zona durante varios meses.

Cuando se pudo capturar se comprobó que su pata derecha había sufrido una fractura que parecía compatible con un cepo, del que habría logrado escapar y, de manera sorprendente, a pesar de ser entonces un joven de apenas un año de edad, había logrado sobrevivir, aunque la experiencia había dejado secuelas en su crecimiento y su tara hacía dudar de sus posibilidades futuras de supervivencia en el campo.

Tras su paso por un centro de recuperación fue enviado al centro de cría de El Acebuche, desde donde fue trasladado al zoo de Jerez a finales de 2006. Fran fue emparejado con una hembra en varias ocasiones y, a pesar de sus lesiones, dejó descendencia los años 2010 y 2011, aunque las crías finalmente no sobrevivirían. Dada su avanzada edad se ha decidido intentar emparejarlo con una hembra del centro de El Acebuche para tratar de mantener descendencia de este ejemplar en el programa. Por este motivo fue enviado allí la pasada semana.

El mismo día se trajo a Jerez a un macho joven que se emparejará el próximo año con Castañuela. Durante este tiempo tendrá ocasión de irse adaptando a las instalaciones del zoo e irá conociendo a Castañuela, su futura pareja.