Mamen Sánchez aumenta el gasto de personal saltándose a los sindicatos

SIP y CSIF han anunciado ya su intención de llevar al Gobierno del PSOE a los tribunales

La alcaldesa (PSOE) aumenta el coste en su nueva estructura organizativa en más de 600.000 euros al crearse el doble de puestos de los amortizados
El acuerdo en Junta de Gobierno Local podría ser nulo de pleno derecho por falta de negociación con los sindicatos

La alcaldesa del PSOE, Mamen Sánchez, ha optado finalmente por desoír a los sindicatos aprobando en Junta de Gobierno Local, sin negociación, las modificaciones que el Gobierno del PSOE ha introducido en la Relación de Puestos de Trabajo (RPT).  El acuerdo, aprobado el pasado 26 de febrero, supone un incremento del gasto de personal superior a los 600.000 euros pese a que desde el Gobierno de Mamen Sánchez se habló de un ahorro de 350.000 euros. La realidad es que el documento aprobado prevé la creación de 48 nuevos puestos en la RPT mientras que solo se amortizan un total de 27, algunos de ellos vacantes o sin cubrir, por lo que no estaban generando gasto. Además, el Ejecutivo de Mamen Sánchez ha dado el visto bueno a la modificación de las características y denominación de 24 puestos.

Mamen Sánchez en rueda de prensa | Eliot Navarro para MIRA Jerez
Mamen Sánchez en rueda de prensa | Eliot Navarro para MIRA Jerez

Cabe señalar que la decisión de no contar con los sindicatos puede suponer la declaración del procedimiento nulo de pleno derecho por no haber existido negociación en la Mesa General de Negociación Conjunta (MGNC), a pesar de tratarse de un asunto que afecta directamente a la plantilla. Además, según la información a la que ha tenido acceso Mira Jerez, el documento aprobado supone una vulneración grave de los derechos de los funcionarios, causando discriminación entre la plantilla municipal, ya que este personal no tiene la posibilidad de acceder a puestos reservados precisamente para funcionarios.

Las reacciones  a una medida, tachada de “dictatorial” por parte de algunos de los sindicatos representados en la mesa, no se han hecho de esperar. Tanto el sindicato de la Policía Local (SIP) como el CSIF, han solicitado el expediente del acuerdo además de anunciar su intención de llevar al Gobierno del PSOE a los tribunales por no haber habido negociación para acometer los cambios en la RPT. Este documento fue precisamente elaborado en la etapa del Gobierno de María José García-Pelayo para cumplir con la legislación vigente además de garantizar la estabilidad de la plantilla y poner fin a las arbitrariedades en el Ayuntamiento.

Tal y como avanzó este medio antes de su aprobación, los peores presagios se han cumplido, tras elegir la alcaldesa Mamen Sánchez el camino más fácil, dando la espalda a los sindicatos en un asunto que puede acabar en los tribunales. Este no sería el primer procedimiento abierto contra  el Gobierno de Mamen Sánchez por su política de personal, ya que en la actualidad tiene pendiente una causa con la justicia tras las primeras demandas presentadas por los trabajadores a los que cesó a los cinco días de tomar posesión, sin mediar explicación con los empleados afectados y adoptando un acuerdo de Junta de Gobierno, en este caso de carácter urgente y extraordinario.

Fuentes municipales aseguran que “la decisión de aprobar la modificación de la RPT sin contar con los representantes de la plantilla puede responder más a un interés de crear puestos a la “carta” ya que a la falta de negociación en la mesa se ha sumado la falta de transparencia en el proceso”. Precisamente, el motivo por el que la propuesta inicial no fue aprobada en la Mesa General de Negociación Conjunta fue el acuerdo unánime de los seis sindicatos de no darla el visto bueno hasta llegar a un consenso con toda la documentación, dada la importancia de las modificaciones. El rechazo de la delegada de Personal y teniente de alcalde, Laura Álvarez, a esta petición provocó una avalancha de críticas, denunciando el SIP, en un comunicado interno a la plantilla, el carácter “dictatorial” del nuevo Gobierno municipal.

Como avanzó Mira Jerez, las secciones sindicales solicitaron, en aquella tensa reunión, disponer de más tiempo para estudiar la información entregada en la sesión, ya que en los días previos tan sólo se había enviado parte de la misma, pese a que en la propuesta se recogían asuntos tan relevantes como la creación de nuevos puestos, así como la amortización de plazas y la modificación de las características y la denominación de algunos de ellos. En esa misma reunión, la delegada ya dejó clara su intención de seguir adelante con los cambios, manifestando algunas de las centrales sindicales su desacuerdo con la política de personal del nuevo Gobierno del PSOE por la falta de diálogo.

El Ejecutivo de Mamen Sánchez no solo ha desoído a los sindicatos sino que además ha tomado la decisión de forma unilateral cuando el Ayuntamiento debe cumplir con la reducción del 5% en el gasto de personal, exigida por el Ministerio de Hacienda. Recordar que otro de los frentes que tiene abierta la delegación de Personal es la imposibilidad, hasta la fecha, de poder cumplir con el compromiso asumido en campaña electoral de readmitir a más de 120 trabajadores afectados por el ERE municipal, lo que se ha calculado en unos 14 millones de euros, siendo necesario, por tanto, reducir otros gastos en lugar de incrementarlos, como se ha hecho con la estructura.

  • Ender

    Esta no va a durar ni un telediario..
    Las actitudes chulescas y prepotentes, con un claro desprecio a los trabajadores municipales y al pueblo de Jerez, suelen acabar muy mal. Y si no que se lo pregunten a Pilar Sánchez.