La Policía Nacional salva la vida en Jerez a un hombre de 84 años

Llevaba tres días tendido en la bañera tras sufrir un grave accidente en su domicilio

  • Un amigo suyo acudió a la comisaría para indicar que hacía días que no le veía, por lo que la Sala del 091 envió de forma inmediata un radiopatrulla al domicilio
  • El hombre con un débil hilo de voz pidió auxilio a los policías que se encontraban en el exterior de la casa y les indicó dónde se encontraba tendido
  • Los agentes  entraron  en la vivienda fracturando una de las ventanas de las plantas superiores y le prestaron los primeros auxilios hasta la llegada de los servicios médicos del 061

Agentes de la Policía Nacional han salvado la vida a un hombre de 84 años de edad que llevaba tres días tendido y sin poder moverse en la bañera del cuarto de baño de su domicilio, en la localidad gaditana de Jerez de la Frontera. El hombre sufrió una aparatosa caída y recibió un fuerte golpe que le dejó consciente, pero inmóvil e incapaz de levantarse, y sin poder pedir ayuda por sus propios medios. Un amigo suyo acudió a la comisaría extrañado porque no le veía desde hacía varios días, por los que la Sala del 091 envió a un radiopatrulla a la vivienda. Los agentes lograron acceder al interior por una ventana y prestarle los primeros auxilios hasta la llegada de los servicios médicos del 061.

bañera

Un amigo acudió a Comisaría para preocuparse por su paradero

La preocupación de un amigo del afectado, que se presentó en la Comisaría de la Policía Nacional en Jerez para informar que desde hacía varios días no sabía nada de un buen amigo suyo de avanzada edad, fue determinante para poder rescatarle. Tras esta información, la sala del 091 envió de forma inmediata al domicilio a un radiopatrulla, al tiempo que desde Comisaría se llamaba en reiteradas ocasiones al teléfono fijo de la vivienda sin ninguna contestación.

Los policías nacionales que se presentaron en el lugar llamaron en repetidas ocasiones al timbre de la casa sin obtener ninguna respuesta, por lo que se acercaron a los inmuebles colindantes para preguntar a los vecinos por el anciano. Una mujer les confirmó que no le veía desde hacía varios días,  por lo que saltaron al patio trasero de la casa para tratar de ver a través de alguna ventana, llamando al desaparecido a gritos por si pudiera oírlos.

Los policías lograron oír un débil hilo de voz que pedía auxilio

Finalmente los policías escucharon la voz de un hombre que, de forma tenue, pedía auxilio. Los agentes inmediatamente comunicaron los hechos y solicitaron la presencia en el lugar de los servicios sanitarios de urgencia y del Consorcio de Bomberos.  Ante la situación de alto riesgo vital en la que podría encontrarse el hombre decidieron acceder a su vivienda a través de una de las ventanas superiores que carecía de rejas.

En el interior de la casa los agentes hallaron al anciano semiinconsciente desplomado en la bañera del cuarto de baño, por lo que le prestaron los primeros auxilios y le colocaron en posición de seguridad hasta la llegada de los servicios sanitarios, que se personaron en el lugar minutos más tarde.

Según relató la propia víctima a los agentes, llevaba tendido en la bañera sin poder levantarse ni pedir ayuda casi 72 horas, tras haber resbalado y sufrido un fuerte golpe sin que sus gritos de auxilio fueran escuchados por nadie.

La intervención fue llevada a cabo por agentes integrantes del Grupo de Atención al Ciudadano, coordinados por los operadores del 091, todos ellos pertenecientes a la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de la Policía Nacional en Jerez de la Frontera (Cádiz).