Sentir, amar, proteger, querer, sufrir, nacer, vivir, latir…

Ya nada es igual. La llegada de un hijo es una experiencia que cambia tu vida en múltiples aspectos, pero si hablamos del corazón, experimenta sensaciones nunca antes vividas. Los sentimientos que despiertan tener un hijo pueden llegar a sorprenderte y a cambiarte.

La llegada de un hijo a tu vida hace que experimentes un nuevo tipo de amor, que en nada se parece al amor romántico que sientes con tu pareja, o al  cariño que sientes hacia tus padres, hermanos o amigas. Es un vínculo tan fuerte, un apego tan intenso como nunca antes sentiste. Es una nueva forma de entrega, sin límites y sin condiciones.

JonoclaEmmet Gowin decía que “La fotografía es una herramienta para tratar con cosas que todos conocen pero que nadie presta atención. Mis fotografías se proponen representar algo que ustedes no ven” y Jonocla Fotografía prentende mostraros cada sentimiento, cada instante, cada protección, cada corazón, cada sufrimiento, cada alegría, cada vida, cada latido…

Sentir, amar, proteger, querer, sufrir, nacer, vivir, latir…