El exgerente de Emusujesa niega “presiones” de Pacheco

La Sala expulsa del procedimiento a la acusación particular, ejercida por Emusujesa, al conocer que dicha empresa está extinguida

El que fuera gerente de la Empresa Municipal del Suelo de Jerez (Emusujesa) desde 2001 hasta enero de 2006, Miguel Ballesteros, ha negado este miércoles ante el tribunal que recibiera “presiones” del entonces primer teniente de alcalde y vicepresidente de la sociedad municipal, Pedro Pacheco, en el proceso de venta de los terrenos de la antigua estación de autobuses en 2006 para promover la creación de un centro comercial de ocio.

pacheco5En la segunda sesión del juicio del denominado ‘caso Estación de Autobuses’, Ballesteros, que está imputado en la causa, ha explicado que fue el “boquete” que tenía la sociedad ante la situación “ruinosa” del Ayuntamiento por hacer un uso “indebido” de la tesorería de Emusujesa lo que le llevó a plantear al gobierno local transferir un inmueble patrimonial a esta sociedad para su venta.

En este sentido, ha indicado que vieron que había “posibilidad” en los terrenos de la antigua estación de autobuses porque “encajaba con la finalidad social” de Emusujesa y, tras encargar varias “valoraciones” a los técnicos de Emusujesa y la extinta Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), dichos terrenos se tasaron en 1.783.000 euros.

Durante todo este proceso, ha recalcado que, además de a la valoración de los técnicos municipales, recurrió a varias empresas “externas” y “especializadas en centros de ocio” que le certificaron que dicho importe era “referente” a los precios de mercado. Fue a partir de ahí, según ha asegurado, cuando se “buscó empresas” que “pagaran lo que estaba valorada la finca”.

Tras aprobarse en Pleno la desafectación de los terrenos en abril de 2005, el exgerente de Emusujesa ha detallado, en cuanto a las tres ofertas presentadas, que Pacheco “no le presionó” para que se decantara por Ingeniería Jiennense –con sede social en Badajoz–, pero que sí fue el que le hizo llegar la propuesta de esta última empresa al haber mantenido “contactos” con esta entidad y haberles parecido “gente seria”.

El exgerente ha explicado que cesó en el cargo a comienzos de enero de 2006, es decir, antes de que se firmara la operación, decidiéndose el día 20 de ese mes el consejo administrativo de Emusujesa –al que asistió a título “particular” para despedirse del resto de consejeros– a favor de Ingeniería Jiennense.

El exalto cargo municipal, que ahora se dedica al ámbito privado, sí ha considerado “extraño” la ausencia de “contrato”, “cláusulas penales” y del “uso que debía hacerse de la parcela” en el proceso de escritura posterior, que se llevó a cabo en abril de 2006 y en el que él ya no ejercía como gerente.

Dos meses más tarde, como ha expuesto el fiscal, esa parcela se segrega y se vende a otras dos empresas, lo que para el Ministerio Público corroboraría su tesis de una presunta “venta fraudulenta” del solar en una operación en la que “simuló” la participación de otras dos empresas, que realmente pertenecían a los mismos empresarios.

Pilar Sánchez tendrá que testificar

Antes del interrogatorio al exgerente de Emusujesa, el tribunal se ha pronunciado sobre las cuestiones preliminares planteadas este martes por todas las partes rechazándolas en su totalidad, por lo que se mantiene la declaración como testigo de la exalcaldesa socialista de Jerez Pilar Sánchez, pese a que la Fiscalía había renunciado a su testimonio.

Así, Sánchez será citada a declarar la próxima semana como testigo junto a la también exalcaldesa María José García-Pelayo (PP), al haber gobernado ambas en coalición con Pacheco (PSA) en los años en los que se fraguó la venta de la antigua estación de autobuses.

El tribunal también ha resuelto “expulsar” de la Sala a la acusación particular del caso, ejercida por el abogado Juan Pedro Cosano en nombre de Emusujesa, después de que Javier Coveñas, letrado de Pedro Pacheco, haya alertado al inicio de la sesión del acuerdo de extinción de Emusujesa del pasado mes de junio, coincidiendo con la llegada al Ayuntamiento del nuevo gobierno municipal del PSOE.

Coveñas ha resaltado que al tratarse de una sociedad “muerta” no tiene que “estar” en este proceso, advirtiendo del riesgo de que el juicio tuviera que ser declarado “nulo” si Emusujesa seguía al frente de la acusación particular. Así las cosas, será la Fiscalía Anticorrupción la que reclame los 1,6 millones de euros que el Ayuntamiento dejó de percibir por esta operación presuntamente fraudulenta.

El juicio se retomará este jueves con la declaración de Pacheco y el resto de imputados –siete en total incluyendo al propio Pacheco, a Ballesteros, el empresario José Luis López, conocido como ‘El Turronero’, su socio F.C. y tres supuestos testaferros–.

En declaraciones a los periodistas al término de la sesión, el abogado de Pacheco, que cumple una condena de cinco años y medio de cárcel por ‘caso Asesores’, ha dicho que éste se encuentra “bien de ánimo, sereno y calmado” ante este procedimiento, por el que la Fiscalía le reclama siete años de prisión