La parálisis toca de lleno a la estructura de mando de Mamen Sánchez

El Gobierno local incumple la ley con más de 70 jefes y directores en comisiones de servicios vencidas

  • El caos y la parálisis municipal toca de lleno a la estructura de mando del Ayuntamiento tras cumplirse el plazo máximo de dos años para el que fueron nombrados sin haber sido cesados
  • Entre las áreas afectadas destacan la jefatura de la Policía Local, direcciones de Economía, así como jefaturas de Intervención o la Tesorería municipal

La parálisis municipal ha tocado de lleno a la estructura de mando del Ayuntamiento ya que,  según la información a la que ha tenido acceso Mira Jerez, más de 70 jefes y directores, entre ellos el responsable de la Policía Local o direcciones del Área de Economía, permanecen en sus cargos en comisiones de servicios pese a haberse cumplido el máximo de dos años para el que fueron nombrados. Esto se traduce en un incumplimiento por parte del Gobierno local de lo establecido en el artículo 64 del real decreto 364/1995, de 10 de marzo, ya que las 72 personas que ocupan estos puestos deberían haber sido ya cesados.

Mamen Sánchez, alcaldesa de Jerez, en rueda de prensa junto al resto de concejales socialistas que conforman el Gobierno Municipal
Mamen Sánchez, alcaldesa de Jerez, en rueda de prensa junto al resto de concejales socialistas que conforman el Gobierno Municipal

Según ha podido saber Mira Jerez, de fuentes jurídicas,  “estas prolongaciones tácitas por más de dos años, de las comisiones de servicios podrían hacer cuestionar la legalidad de los procedimientos y los acuerdos que se adopten, y en los que estos empleados intervienen desde sus puestos de responsabilidad”. Empleados, además, que son retribuidos muy por encima del resto de la plantilla municipal.

En concreto, la Junta de Gobierno Local acordó el día 31 de octubre de 2014 la cobertura de más de 70 puestos de la estructura de mando del Ayuntamiento (directores y jefes) mediante comisiones de servicios por lo que el plazo venció el pasado día 31 del mismo mes. La comisión de servicios es una forma alternativa y extraordinaria de nombrar a los directores o jefes en el Consistorio. Son nombramientos de carácter temporal para situaciones  en las que los puestos vacantes deben ser cubiertos por razones de urgencia e inaplazable necesidad y con un límite infranqueable: las comisiones de servicios tendrán una duración máxima de dos años.

Conforme a lo establecido en la ley, el pasado 31 de octubre venció el plazo para el que fueron designados y, por tanto, todas esas comisiones de servicios han traspasado ya el umbral de los dos años sin que, a fecha de hoy, el Gobierno local haya adoptado ningún acuerdo. Lo grave de esta situación es que se trata de un número muy elevado de puestos claves en la estructura de mando del Ayuntamiento. Lo grave, además, de esta situación es que se ha llegado a ella por no haberle dado solución desde la delegación de Personal pese a ser un asunto conocido desde el mismo día en el que son nombrados.

La inacción del Gobierno en este tema hace aún más evidente la parálisis en la que se encuentra el Consistorio, un bloqueo que precisamente y, por un mensaje equivocado de alarmismo en el mantenimiento de los colegios, reconoció la propia delegada de Recursos Humanos, Laura Álvarez, que es la que tiene sobre mesa el vencimiento de las comisiones de servicios sin resolver, siendo un asunto de pura gestión.

El vencimiento del plazo de dos años significa que desde hace quince días un importante número de puestos de la estructura de mando del Ayuntamiento estarían a día de hoy  sin cobertura legal. Entre las delegaciones afectadas destaca las direcciones del Área de Economía, clave en un momento muy delicado en el que se está pendiente de aprobar el Presupuesto de 2016, a menos de dos meses de que termine el año y sin conseguir los apoyos hasta la fecha de la oposición. Igualmente, estarían afectadas las aprobadas con ocasión de la integración de Jereyssa y Jesytel, jefaturas de departamento de la Intervención y la Tesorería Municipal o hasta el propio puesto del Jefe de la Policía Local.

Hasta ahora se había venido cesando a los empleados que ocupaban puestos de comisión de servicios cuando se cumplían los dos años de rigor. Esto significaría que desde Recursos Humanos se es plenamente consciente de lo irregular de la situación, y sin embargo, no se le ha dado solución, dando muestra una vez más de la caótica política de Personal que sigue reinando en la delegación que dirige Laura Álvarez, quien el pasado 9 de febrero presentó su dimisión a la alcaldesa y en menos de dos horas renunció a llevarla a cabo tras una negocian in extremis con la regidora municipal.

Tras el último frente abierto con los sindicatos por la aplicación de las 37,5 horas laborales en el Ayuntamiento, la delegada acumula un nuevo frente sobre la mesa al que debe dar una solución inmediata ya que se trata de una nueva crisis en la delegación que afecta al núcleo esencial de organización del Ayuntamiento y a empleados claves en esa organización.