Detenidas tres personas tras golpear a un vecino de Jerez

Les recriminó que orinaran en su portal

La Policía Nacional ha detenido a tres varones, uno de ellos menor de edad, y ha imputado a otros dos como presuntos autores de la agresión que ocasionó lesiones graves a un vecino de 42 años que les recriminó que estuviesen orinando en el portal de su domicilio, ubicado en la céntrica calle Porvera de Jerez de la Frontera (Cádiz). También agredieron a la madre de la víctima cuando trataba de auxiliarle.

orinando

Según detalla la Policía en una nota, los hechos tuvieron lugar sobre las 19,10 horas del pasado 21 de noviembre, cuando, según las investigaciones, cinco jóvenes que se encontraban en un negocio de hostelería de la zona decidieron salir del mismo con la intención de orinar, acción que comenzaron a realizar en plena zona de acerado y tránsito de peatones de la concurrida vía.

Al parecer, dos de ellos miccionaron directamente en la puerta del portal de la vivienda de la víctima, que se dirigió hacia ellos para recriminarles su acción e indicarles que se desplazaran a orinar a otro lugar.

Fue en ese momento cuando, presuntamente, los cinco jóvenes respondieron de manera violenta contra la víctima, a la que empujaron y propinaron en un momento un fuerte puñetazo que hizo que cayese al suelo, donde otro de los arrestados le habría propinado una patada en el rostro que le ocasionó la rotura de varios huesos de la cara.

La madre del agredido acudió al lugar para intentar auxiliar a su hijo, momento en el que uno de los individuos le propinó un codazo para apartarla. Acto seguido, habrían huido del lugar a la carrera en direcciones diferentes.

Hasta el lugar se personaron varias patrullas de Policía y servicios sanitarios, que tuvieron que trasladar al herido hasta el Hospital de Jerez, teniendo que ser derivado al Hospital Puerta del Mar de Cádiz para ser intervenido por las lesiones que presentaba en el rostro.

Los investigadores lograron identificar a los cinco presuntos autores, resultando ser cinco jóvenes de edades comprendidas entre los 17 y los 20 años. Tres de ellos fueron detenidos como presuntos autores materiales de la agresión y los dos restantes como participantes activos en los hechos, aunque no fueron agresores directos. Por ello, han sido imputados como colaboradores de los tres primeros en lo ocurrido.

Los dos mayores de edad fueron puestos a disposición judicial. El menor, que según las indagaciones fue el que propinó la patada en la cara a la víctima, pasó a disposición del fiscal y del Juzgado de Menores, decretándose su ingreso forzoso en un centro de reforma.