La Junta de Andalucía baraja integrar el PTA de Jerez en el ‘Parque TecnoBahía’

La administración regional busca fórmulas para el impulsar unas instalaciones cuya sociedad continúa en proceso de disolución

La Junta de Andalucía ha manifestado su “compromiso” con el Parque Científico Tecnológico Agroindustrial (PCTA) de Jerez de la Frontera (Cádiz), que “seguirá siendo suelo tecnológico”, y también con los empresarios allí instalados. Así, en paralelo a la causa de disolución pactada en la que se encuentra inmersa la sociedad del PCTA desde hace un año, la Administración andaluza está “buscando fórmulas” para su impulso en beneficio de Jerez y de la actividad económica de la provincia.

Fernando LEn declaraciones a Europa Press, el delegado de la Junta en Cádiz, Fernando López Gil, ha explicado que la Junta mantiene contactos con el Ayuntamiento jerezano, con el que hay una “estrategia consensuada” para que la “disolución pactada” de la Sociedad PCTA de Jerez se resuelva “lo más rápido posible”.

Al respecto, cabe recordar que la junta general de dicha sociedad –cuyo capital social estaba integrado por el Ayuntamiento, la Junta, la Universidad de Cádiz y la Diputación– aprobó el 9 de enero de 2015 en sesión extraordinaria la disolución de dicha sociedad, al amparo de lo dispuesto en el artículo 368 del Texto Refundido de la Ley de Sociedades de Capital.

El Ayuntamiento jerezano precisó en su día que “el problema de la Sociedad Anónima PCTA-Jerez ha sido el negocio inmobiliario adosado a la gestora”. Asimismo, tal y como se dejó claro desde el primer momento, la disolución de la mercantil no afecta a las empresas ubicadas en el parque, que sigue existiendo como parque científico y tecnológico “a todos los efectos”.

Posible integración en TecnoBahía

La gestión del parque está desde entonces en manos de los empresarios, a través de la Entidad Urbanística de Conservación, con quienes López Gil prevé reunirse “en las próximas semanas” para informarles de los pasos que se están dando por parte de la Junta en beneficio del PCTA.

Entre los pasos que está dando la administración andaluza, López Gil ha aludido a la posibilidad de integrar el PCTA “en el nuevo Parque TecnoBahía” para su gestión, lo cual se planteó en el Consejo de Administración de TecnoBahía del pasado 20 de diciembre y “se ve con buenos ojos”.

El delegado ha explicado que su posible integración en TecnoBahía “tiene que ser negociado” y se está “en conversaciones” con el Ayuntamiento. Asimismo, y tras destacar los beneficios para el futuro del PCTA de esta operación –al ser gestionado por la Junta, que es quien tiene las competencias en materia de parques tecnológicos–, ha puntualizado que “hacernos cargo de la gestión no quiere decir que seamos los dueños del suelo”.

Jerez___PTA_041

Hacerse con el Centro Tecnológico del Vino y el Vivero de Empresas

Por otra parte, López Gil ha explicado que desde el pasado mes de diciembre se está también en conversaciones con el Ministerio de Hacienda para estudiar la posibilidad de que la Junta de Andalucía pueda hacerse cargo de dos edificios del PCTA, concretamente del Centro Tecnológico del Vino y el Vivero de Empresas, a fin de que “puedan terminarse y tener una utilidad para Jerez y la actividad económica de la provincia”.

Al respecto, ha reconocido que “existen dificultades administrativas y jurídicas” porque dichos edificios están adscritos al PCTA, cuya sociedad está en causa de disolución. Además, sobre dichos edificios –que promovía la Sociedad PCTA– pesa un expediente de reintegro de unos 13 millones de euros por las ayudas que se concedieron para su construcción, ya que su terminación y puesta en funcionamiento no ha llegado a producirse.

Así, ha indicado que “entre el Gobierno de España y la Junta de Andalucía” se está estudiando “qué fórmula jurídica” puede aplicarse para que se haga “algún tipo de cesión administrativa” y la Junta pueda ser su titular.

Con ello, lo que se pretende es “actuar” terminando y dando uso a esos equipamientos, en lugar de estar “de brazos cruzados” con dichos edificios “deteriorándose” mientras concluye el proceso de disolución de la sociedad, máxime teniendo en cuenta que puede durar “años” y terminar incluso en concurso de acreedores.

No obstante, ha incidido en las dificultades que entraña esta operación, lo que se deriva de que sobre los citados edificios existe un expediente de reintegro millonario y a que están adscritos a la sociedad que está inmersa en un proceso de disolución.

Finalmente, López Gil ha lanzado un mensaje “claro” del compromiso de la Junta con el “impulso” del PCTA, que “va a seguir siendo suelo tecnológico”, y con los empresarios allí instalados, a los que ha asegurado que “nunca vamos a abandonar”. Asimismo, ha resaltado que el Gobierno andaluz tiene “un plan de desarrollo” del PCTA, el cual apunta que no ha podido aplicarse todavía por la complejidad del proceso descrito.