Debilidad del gobierno de Mamen Sánchez (PSOE)

Dos escritos de renuncia provocan el  ascenso de una empleada que amenazó con dimitir

La directora de Personal y ex concejal de Pacheco, Rocío Montero, registró dos cartas anunciando su renuncia “irrevocable” a Mamen Sánchez y Laura Álvarez
  • El BOE, del 9 de enero de 2014, confirma que el puesto con el que la alcaldesa zanjó la crisis fue suprimido de la RPT por el anterior ejecutivo para ahorrar costes de personal
  • La  necesaria nueva creación del cargo de coordinadora no aparece en la propuesta llevada a la Mesa de Negociación, dos días después del acuerdo que evitó la dimisión de Álvarez

Apesar del empeño de la alcaldesa Mamen Sánchez por negar la crisis zanjada en la delegación de Personal, el pasado martes, con el ascenso de su directora y empleada municipal, Rocío Montero, MIRA Jerez ha tenido acceso a nueva información que confirma, tal y como avanzó este medio, la dimisión de la ex concejal. Según esta información, Rocío Montero llegó a registrar, en la mañana del día 10 de febrero, en el Sistema de Información Municipal hasta dos escritos anunciando su renuncia “irrevocable” al cargo. Las cartas de renuncia fueron dirigidas, tanto a la alcaldesa del PSOE, Mamen Sánchez, como a la teniente de alcalde y delegada de Empleo, Recursos y Deportes, Laura Álvarez.Alcaldesa-en-desayuno-informativo-_-01Según ha podido saber MIRA Jerez, Rocío Montero llegó a celebrar posteriormente una reunión con empleados de su departamento en la que les confirmó su renuncia al cargo, alegando, entre otros motivos, su sorpresa ante la decisión del delegado de Economía, Santiago Galván, de incluir en el Plan de Ajuste que, hay previsto presentar mañana en el Ministerio de Hacienda, una reducción del gasto de personal del 5% sin haberle informado antes de dicha medida.

Igualmente, entre las razones expuestas, al parecer estaría el vacío político existente en la delegación como consecuencia de la sobrecarga de funciones de los delegados debido a la falta de concejales para atender las labores de gestión que exige una ciudad como Jerez. Asimismo, es también un secreto a voces, confirmado hace tan sólo unos días por la propia alcaldesa, en los medios locales, la negativa de los técnicos municipales a firmar informes en los que no ven claro la legalidad de los mismos.

Se da la circunstancia de que es, precisamente, en la delegación de Personal donde se está pendiente de firmar los informes correspondientes a la readmisión de los 120 trabajadores afectados por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE), un asunto que cada vez se complica más ante la dificultad de cumplir con la promesa hecha por la alcaldesa Mamen Sánchez desde la oposición.

Como ya informó MIRA Jerez, la renuncia de Rocío Montero provocó tan sólo unas horas después la dimisión de Laura Álvarez, renuncia que, en la misma tarde del martes, consiguió evitar la alcaldesa del PSOE premiando a Rocío Montero con un ascenso y anunciando sus nuevas funciones como coordinadora de la delegación, dándolo, según sus propias palabras, “un perfil más político”. Lo cierto, es que, según ha podido comprobar también este medio digital, y tal como avanzó el pasado martes, el supuesto cargo de coordinadora con el que zanjó la crisis desatada en el gobierno municipal fue suprimido de la RPT (Relación de Puestos de Trabajo) por el anterior ejecutivo del PP con el objetivo de ahorrar costes en la estructura administrativa del Ayuntamiento. De hecho, en el BOE de 9 de enero de 2014, se recoge la amortización de cuatro cargos de coordinador en el Ayuntamiento al encontrarse sin cubrir.

Según esto, para su nombramiento en el puesto prometido es necesario introducir una nueva modificación en la RPT ya que, según ha podido comprobar también este medio, su creación no fue incluida en la propuesta presentada en la Mesa General de Negociación Conjunta, celebrada el pasado jueves 12 de febrero. Cabe recordar que en esta reunión, la propuesta presentada no pudo ser aprobada tras carecer del apoyo de los sindicatos, quienes acusaron, en una tensa reunión, al gobierno municipal de tratar de imponer los cambios sin negociación. Además, y según los datos, a los que tuvo acceso este medio, la nueva estructura supondría un incremento en el gasto de Personal de unos 650.000 euros, ya que de los puestos amortizados, muchos de ellos están vacantes o sin cubrir y, por tanto, no han supuesto un coste para el Ayuntamiento