Mamen Sánchez se aburre de la gestión

La alcaldesa deja de presidir casi la mitad de las Juntas de Gobierno Local en menos de diez meses

Los Planes de Empleo o la modificación de la Relación de Puestos de Trabajo se aprobaron sin presencia de la máxima autoridad pese a la importancia de los asuntos

En menos de diez meses parece que la nueva alcaldesa del PSOE, Mamen Sánchez, se empieza a aburrir de la gestión municipal, o eso es, al menos, lo que puede desprenderse de los datos extraídos por Mira Jerez de las Juntas de Gobierno Local (JGL), celebradas desde que asumiera la alcaldía en el mes de junio.

Mamen Sánchez
Mamen Sánchez en rueda de prensa | Eliot Navarro para MIRA Jerez

De esta manera, de 66 juntas, celebradas en los últimos diez meses para aprobar asuntos que afectan a la gestión diaria del Ayuntamiento,  ha dejado de asistir a un total de 25 sesiones, casi la mitad  de las reuniones. La ausencia de la nueva alcaldesa se ha producido pese a ser la máxima autoridad de la ciudad y, por tanto, la encargada de presidir las mismas por la importancia del órgano.

Es curioso, además, que la evolución en el interés mostrado por la alcaldesa en asistir a las sesiones que marcan la actividad del Consistorio y, por tanto, de la ciudad,  es descendente. De hecho, en los primeros meses, Mamen Sánchez asistió a todas las reuniones (menos de las habituales por coincidir con los meses de verano) y es, precisamente, a partir del mes de octubre, con más actividad en el Ayuntamiento, cuando empieza a excusar su asistencia a algunas de las sesiones que debe presidir la máxima autoridad. De hecho, en octubre y noviembre solo asiste a la mitad de estas convocatorias e incluso en enero de cinco sesiones sólo acude a una.

Cabe señalar que la JGL, en el régimen de Gran Ciudad por el que se regula el Ayuntamiento de Jerez, es el principal órgano de decisiones del Gobierno municipal. De esta manera, el pleno tiene muy pocas competencias de gestión, ejerciendo más bien como órgano de control político de la acción de Gobierno. Por tanto, las atribuciones del alcalde están delegadas en la JGL, lo que explica que este órgano sea el de mayor importancia en la estructura municipal.

Planes de Empleo

Para entender la gravedad de la ausencia en las sesiones que marcan el ritmo de los asuntos que afectan a la vida diaria de la ciudad, sorprende que la alcaldesa no haya presidido sesiones como la celebrada el 11 de marzo de 2016, en la que se aprobaron los proyectos de Empleo Joven y Empleo +30, un asunto que afecta a los parados  de la ciudad.

Es llamativo también que tampoco asistiera el  4 de marzo a la Junta de Gobierno que se dio visto bueno a la modificación de la Relación de Puestos de Trabajo, propuesta que fue precisamente aprobada saltándose a los representantes sindicales, pese a la advertencia de los mismos de llevarla a los tribunales si la propuesta era sacada adelante sin el consenso de todos, al ser  un asunto que afecta de lleno a la plantilla. Finalmente, el documento fue aprobado, aunque Mamen Sánchez no estuvo presente, presidiendo la Junta de Gobierno, la delegada de Recursos Humanos, Laura Alvarez.

Asistencia a la baja

La ausencia de la actual alcaldesa en casi  la mitad de la sesiones, celebradas en un período tan escaso de tiempo de la nueva legislatura, podría hacer pensar que Mamen Sánchez  ha tirado la toalla y no se siente con la autoridad para marcar el rumbo de un Ayuntamiento con más de mil millones de deuda, en el que la gestión diaria de su propia actividad y de los frentes derivados de la situación de las arcas públicas puede llegar a agobiar a los responsables políticos.

Esta situación podría acentuarse más en un Gobierno que no cuenta con la confianza de los ciudadanos y que está gobernado con un acuerdo in extremis, la tarde antes de la sesión de investidura,  con Ganemos e IU. Cabe recordar además que, a pesar de los ruegos del PSOE al líder de Ganemos para que la formación entrará a formar parte del Gobierno, su líder Santiago Sánchez optó por un apoyo de investidura, dejando al Gobierno de Mamen Sánchez las riendas de la ciudad con un Ejecutivo insuficiente para dirigir  una ciudad como Jerez, tal y como reconoció la propia Mamen Sánchez. De hecho, esta afirmación ha quedado recogida en una grabadora que seguramente guarda celosamente el líder de Ganemos, ya que fue él quien propuso utilizarla en las reuniones previas a la investidura.

Esta decisión le está costando caro al PSOE en un Ayuntamiento cuya gestión requiere de un Gobierno fuerte, no solo por la actividad propia de la ciudad, sino por los problemas que deben resolverse a diario precisamente  por la deuda que acumula desde hace años.