No hay dos sin tres

Seguro que nada les aporto si les recuerdo que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. Circunstancia que, por repetida y porque nada de lo humano se nos debe antojar extraño, la hemos asimilado con la misma naturalidad con la que respiramos. Lo grave no es tropezar dos veces con la misma piedra. De ese segundo tropiezo se pueden obtener más conocimiento, más habilidad, mayor capacidad de reflexión y la pericia suficiente como para no volver a repetir la acción.

voto elecciones 2

Lo auténticamente graves es tropezar una tercera vez, lo que demostraría que el ser humano es un animal, pero no racional, que podría ser calificado sin error alguno como burro, muy burro. Y, en esas estamos. Algunos están empeñados en hacer válida y buena la máxima que no hay dos sin tres. Porque vamos camino de la tercera convocatoria electoral, cuando todavía no se ha celebrado la segunda.

Da vergüenza cómo algunos políticos empeñan la credibilidad, el futuro y la economía de España, o lo que es lo mismo, de los españoles, para beneficiar sus ambiciones exclusivamente personales. Después se preguntarán por qué del resultado. Se pegarán golpes de pecho, tratarán de culpar a la santísima Trinidad, a conspiraciones judeo masónicas, a tramas internacionales y al agua bendita. Pero jamás harán la menor autocrítica. La gente ya no es tonta. Está cansada de tanto ungido por no se sabe bien qué gracia.

Las encuestas dicen lo que dicen. Las elecciones del próximo 26 de junio depararán unos resultados que impedirán la formación de un gobierno estable. Pero hay algunos, llámense Pedro Sánchez, que se niega a admitir la posibilidad de que debe gobernar el partido que consiga más votos. Entre otras cosas para evitar unas terceras elecciones generales.

Es decir, que Pedro Sánchez no sólo es un animal que tropieza dos veces en la misma piedra, sino que como animal podría ser denominado como ‘equus africanus asinus’. O lo que es lo mismo, burro. Muy burro. Tanto, que nada ha aprendido del segundo tropiezo.

ambient votacions eleccions al parlament europeu. la sagrera. Barcelona.25-05-14.Foto de Celia Atset.Diari ARA.

El todavía líder socialista lo dejó bien claro durante el debate a cuatro de esta semana. Seguro que su negativa a dar una salida política a España que no pase por su investidura como presidente le ha costado un buen puñado de votos. Lo suyo es ser presidente aunque sea a punta de navaja.

Afortunadamente, en el PSOE todavía queda gente con cierto nivel político, autocrítico,  cultural y con un fuerte compromiso moral y patriótico que ve horrorizado la posibilidad de unas terceras elecciones. Entre esos dirigentes ya se está admitiendo el hecho de que el ganador gobierne, aunque sea en minoría. Pero Sánchez, erre que erre. Le da igual los españoles, sólo piensa en sus posaderas que imagina sobre el sillón presidencial a costa de lo que sea y de quien sea.