‘Vecinos’ de la teniente de alcalde agreden pesuntamente a un policía de paisano

El policía agredido ha presentado denuncia en la comisaría por los daños sufridos

Un policía local ha denunciado la agresión por parte de unos supuestos vecinos de la calle donde reside la concejal Laura Álvarez.

vecinos concejal jerez agreden a policía de paisano 2b

Fuentes cercanas informan a MIRA Jerez como dos individuos agredieron al policía de paisano, quien se encontraba manifestándose en la caravana que los trabajadores municipales llevaron a cabo en el día de ayer por la tarde por diferentes calles de Jerez.

La persona agredida iba conduciendo su vehículo formando parte de una caravana de más de 200 turismos de trabajadores municipales. El objetivo de la protesta es la petición al gobierno local de más diálogo y la retirada de las medidas traumáticas para la plantilla municipal, como el alto recorte en sus sueldos.

Cuando circulaban por la cercanía de la calle dónde se encuentra la vivienda de la teniente de alcalde, Laura Álvarez, el agredido vio como una mujer que paseaba a su perro se estaba dedicando a recoger los panfletos que los manifestantes habían lanzado mientras su perro estaba defecando, a lo cual le dijo: “Señora, en vez de recoger los panfletos podría retirar la caca del perro”. Inmediatamente, tras decir esto, aparecieron dos personas que golpearon en primer lugar el coche, y luego introduciendo el puño en el interior del vehículo, al conductor.

Varios de los manifestantes bajaron de sus vehículos para recriminar la actuación violenta de los individuos, afirmando que ellos sólo hacían uso de su derecho a manifestación, recibiendo palabras nada agradables por parte los supuestos vecinos.

Tras la agresión, se requirió la presencia inmediata de policías locales uniformados, quienes tomaron los datos de los presuntos agresores. Varios testigos de la trifulca aseguraron que se trataban de vecinos de la política jerezana.

El policía agredido acudió ayer mismo a la comisaría de la policía nacional a interponer una denuncia por la agresión física y verbal sufrida.

Hay que recordar que la concejal Laura Álvarez ha sido víctima de pintadas tanto en el colegio de sus hijos como en la fachada de su urbanización, algo que puede haber detonado el cariz de agresividad por parte de estos supuestos vecinos.