El Xerez DFC se reencuentra con la victoria en Chiclana (0-2)

El conjunto azulino recupera sensaciones tras una convulsa semana y vence con goles de Javi Tamayo y Jesús Muñoz

El Xerez Deportivo FC volvió a reencontrarse con la victoria después de una semana muy convulsa en la que una mala racha de resultados habían puesto en el punto de mira al técnico Dani Pendín. Los azulinos, que no conocían la victoria desde la tercera jornada, volvieron a saborear las mieles del triunfo gracias a los goles de Javi Tamayo y Jesús Muñoz en la segunda parte y vuelven a situarse en la zona alta de la tabla.

chiclana-xerez-img_0083

Para el encuentro frente al Chiclana, el técnico argentino optó por cambios en el once de inicio y dio la alternativa a hombres como Enrique Rivas y Enrique Olmo, que firmaron un gran encuentro. El conjunto azulino volvió a salir al terreno de juego con la intensidad que requieren los encuentros de esta categoría y desplegó un juego directo en busca del incombustible Javi Tamayo.

A los dos minutos Orihuela era el primero en probar sobre la meta de Muralla sin demasiada fortuna. El Xerez DFC trataba de llevar la manija del partido pero no terminaba de crear ocasiones de peligro sobre la meta rival. A los 22 minutos, Enrique Rivas estuvo cerca de abrir la lata pero su disparo se marchaba desviado. A diez minutos del descanso, Barba tuvo la más clara para los azulinos tras una gran jugada individual dentro del área que el guardameta local despejó a córner.

Los xerecistas trataban de sacar provecho a las innumerables acciones a balón parado pero ni Borja ni Adri Domínguez conseguían conectar con los centros de Orihuela. Finalmente, con el 0-0 inicial se llegaba al final de un primer tiempo en el que Edu Villegas apenas tuvo que intervenir.

Tras el descanso el Xerez DFC imprimió un ritmo más al partido y tan solo necesitó tres minutos para inaugurar el marcador por medio de Javi Tamayo. El delantero azulino volvió a ver portería y ponía en ventaja a los azulinos que tras el tanto trataron de ampliar su renta. El 0-2 no tardó mucho en llegar ya que Jesús Muñoz consiguió culminar una bonita jugada de los azulinos a los 57 minutos y, de este modo, llevar algo de tranquilidad al banquillo.

A diferencia de otros encuentros, el Xerez DFC no dio un paso atrás y siguió bien plantado sobre el terreno de juego. Dani Pendín comenzó a mover el banquillo para dar entrada a hombres de refresco con los que lanzar rápidas contras. Sin embargo, Edu Villegas, a 15 minutos para el final tuvo que emplearse a fondo para evitar que el Chiclana recortara diferencias y se metiera en el partido.

chiclana-xerez-img_0040

Acto seguido, el Xerez tuvo la sentencia primero en las botas de Cuenca y después en las de Tamayo, pero ninguno consiguió definir ante Muralla. En el 76, el Chiclana se quedó con diez futbolistas por la expulsión de Ureba y el partido se ponía mucho más de cara. Con un hombre más los xerecistas se limitaron a controlar la circulación del balón y a dejar pasar los minutos para terminar de certificar una victoria que sirve para que el equipo vuelva a recuperar sensaciones y sume su tercera victoria de la temporada.