La Comunidad de Madrid ayudará en el tratamiento a personas con adicción 

Más de dos millones de euros irán destinados para ayudar a los centros que previenen, apoyan y tratan a estas personas

El consejo del Gobierno ha acordado que la Comunidad de Madrid dedicará cerca de 2,2 millones de euros para ayudar a los centros que previenen, apoyan y tratan a personas que tienen problemas de adicción a las drogas. Una parte de esta cantidad, para ser exactos, 1.5 millones de euros se utilizará para financiar 90 plazas residenciales para drogodependientes coordinados por la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad.

adiccion-pastillas

El contrato del centro residencial de tratamiento de drogodependientes que tenía la cantidad de 897.000 euros se ha retrasado, pero se respaldara este retraso con la ayuda de 679.265 euros para ayudar en el mantenimiento de 50 plazas residenciales para drogodependientes durante todo el 2017.

La mayoría de los centros residenciales de tratamientos de drogodependencias, como por ejemplo, el centro de drogodependencia en Alicante, están especializados en tratar personas que quieran desintoxicarse y dejar los hábitos del consumo de drogas, también ofrecen espacios para ayudar a las madres con hijos menores. Además estos centros también tienen habitaciones de días con un régimen ambulatorio, donde ayudan a personas que están pasando por una fase de recuperación con dificultades.

Por otro lado también tenemos las residencias para el apoyo al tratamiento de drogodependientes, estas residencias están centradas a los pacientes que tienen dificultades y que no tienen apoyo familiar para dejar sus hábitos relacionados con las drogas, garantizando así la remisión de su trastorno de dependencia.

El Consejo de Gobierno ha autorizado dedicar 584.000 euros para apoyar al centro para la prevención y tratamiento sanitario de las adicciones en adolescentes y jóvenes durante el 2017. Estos centros, como el Centro Los Mesejo, están dirigidos a personas de 12 a 25 años con problemas de adicción. Este centro que abrió sus puertas el pasado año, fue el primero en España en ofrecer tratamientos individuales a jóvenes que consumen drogas o aprecian síntomas de abusos de sustancias. El paciente puede internar de forma inmediata o bien ser enviado por un profesional de atención primaria.