Una mujer cae a causa del mal estado del acerado y se rompe la muñeca y un diente

Tras ser atendida en Urgencias del Hospital de Jerez le informan que debe ser operada

El suceso ha tenido lugar a las 10:00 de la mañana del miércoles en la calle Maestro Álvarez Beigbeder, junto a la parada de autobús que se encuentra en el lateral del polideportivo municipal Manuel Moscoso Acuña.

situacion-acerado-calle-maestro-alvarez-beigbeder-1a

El evidente mal estado del acerado en toda la calle Maestro Álvarez Beigbeder, particularmente en la zona donde se ha producido la caída, así como en toda la barriada del polígono San Benito, está causando que las caídas y tropiezos sean continuos, teniendo que lidiar con sortear cada peligro en el día a día de los vecinos.

La mujer, de 68 años de edad y vecina de la misma calle, se encontraba paseando por la acera cuando tropezó con unas lozas levantadas, cayendo estrepitosamente al suelo, intentando amortiguar el golpe con las manos, y golpeando el suelo con todo el cuerpo, incluida la cara.

situacion-acerado-calle-maestro-alvarez-beigbeder-1b

La vecina, rápidamente fue asistida por dos mujeres que se encontraban en la zona, comprobando que se hizo bastante daño en su brazo izquierdo, así como tenía magulladuras en rodillas y un diente dañado.

situacion-acerado-calle-maestro-alvarez-beigbeder-1c

Con fuerte dolor fue conducida al área de Urgencias del Hospital de Jerez, dónde tras realizarle varias pruebas médicas, se le ha diagnosticado una fuerte fractura de los huesos de su muñeca izquierda.

fractura-muneca-jerez

Los servicios sanitarios han procedido a escayolar el brazo de la accidentada, comunicándole a su vez que debe ser intervenida en breve, explicándole las posibles complicaciones que puede sufrir. En estos momentos se encuentra dolorida y en espera de fecha para la operación.

La señora afectada ha comunicado a MIRA Jerez su decisión de interponer una reclamación en el Ayuntamiento de Jerez: “hay que frenar esta situación y que no caigan más personas en el barrio por culpa del mal estado de las aceras”. Los testigos del accidente han comentado que están dispuestos a declarar, que “no puede ser que la avenida Maestro Álvarez Beigbeder esté olvidada de la mano de Dios”.