IU denuncia que sigue habiendo ciudadanos de segunda en la zona rural

Pepe Barriga: “Los vecinos de las barriadas rurales siguen a la espera de las promesas del gobierno de Mamen Sánchez”

Según el Delegado de Cuartillos, Pepe Barriga, los vecinos de las ELAs vienen disfrutando de las actividades de verano desde principios de verano, mientras que los de las barriadas rurales siguen a la espera de las promesas del gobierno del PSOE. 

IU Jerez a1

IU Jerez denuncia la discriminación que sufren por parte del gobierno local los vecinos de las 16 barriadas rurales, especialmente aquellos con menos recursos económicos, ya que, como viene siendo habitual, la falta de agilidad del equipo de Mamen Sánchez está impidiendo que estos ciudadanos puedan disfrutar de las habituales actividades de verano que desde el consistorio se ofertan cada año para combatir las altas temperaturas propias de la estación y ampliar la oferta lúdica de jóvenes y pequeños.

En este sentido, desde la formación de izquierda critican que pese a las promesas de la Delegada del Área Rural, Carmen Collado, la realidad no es otra que, aunque paguen los mismos impuestos, en la zona rural de Jerez sigue habiendo ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda.

Así, según el Delegado de Cuartillos y miembro de IU, Pepe Barriga, mientras que en las Entidades Locales Autónomas los vecinos vienen disfrutando de estas actividades estivales desde el inicio del verano, en las barriadas rurales hemos tenido que esperar a la segunda quincena de julio a que el ayuntamiento de Jerez se decida a aprobar el Programa Rural Playas 2016, a lo que habrá que sumar el tiempo que se tarde en organizar todo el asunto.

“Para las familias más desfavorecidas, ha declarado Barriga, estas iniciativas son la única posibilidad que tienen para poder ir algún día a refrescarse a la playa, y teniendo en cuenta que ya estamos en la segunda quincena de julio, está claro que este verano están pasando mucho calor”.

Para el delegado, este es un claro ejemplo de la necesidad que tienen las barriadas rurales de transformarse en Entidades Vecinales, puesto que tendrían total autonomía para gestionar este tipo de asuntos y no se verían obligadas a depender de la voluntad del gobierno jerezano de turno. “Es evidente, afirma, que los vecinos de las ELAs disfrutan de una mayor calidad de vida que los de las barriadas, entre otras cosas, por el mayor grado de preocupación que muestran los responsables políticos de dichas poblaciones por el bienestar de sus vecinos”.

Para finalizar, Barriga ha querido mostrar su preocupación ante estos habituales retrasos del gobierno local a la hora de ejecutar según qué iniciativas o acuerdos en la zona rural, ya que, más allá de la falta de agilidad de la que hace gala, sospecha que incluso puedan ser deliberados con el objetivo de ahorrar dinero a costa de los de siempre, de los más indefensos.

Así, declara el expresidente de Unión Rural, “esperemos que no se  demoren mucho los aspectos organizativos del recién aprobado Programa Rural Playas, y sobre todo, que no sirva de elemento de distracción para evitar dar cuentas sobre la falta de otras actividades de ocio en las propias barriadas para los más jóvenes.