El Consejo de Transparencia da un tirón de orejas por tercera vez a Mamen Sánchez

El organismo andaluz vuelve a dar la razón al Sindicato de la Policía por la opacidad en la gestión del Ayuntamiento

El Consejo de Transparencia y Protección de Datos de Andalucía vuelve a dar la razón por tercera vez al Sindicato Independiente de la Policía Local y contra el Ayuntamiento de Jerez por denegación de Información Pública
 COMUNICADO DEL SIP 

El pasado día 07 de marzo de 2.016 por medio de tres escritos dirigidos respectivamente a la Alcaldesa, al Teniente de Alcaldesa Delegado de Urbanismo, Dinamización Cultural, Patrimonio y Seguridad, y a la Teniente de Alcaldesa Delegada de Recursos Humanos del Ayuntamiento de Jerez de la Frontera, esta sección sindical solicitó el acceso a la información contenida en expedientes relacionados con la aplicación de la “Ordenanza Fiscal Reguladora de la Tasa por Servicios Especiales de Vigilancia, Control y Protección por Espectáculos, Caravanas, Transportes, Etc.”

manifestación trabajadores municipales 2

Como es habitual el Ayuntamiento no respondió a este sindicato, por  lo que nos vimos en la necesidad de interponer una reclamación ante el Consejo de Transparencia y Protección de Datos de Andalucía para hacer valer nuestros derechos.

Por tercera vez el organismo andaluz le da la razón al SIP y estima la reclamación. La Resolución del Consejo de Transparencia y Protección de Datos de Andalucía señala que la actuación del Ayuntamiento de Jerez ha incumplido con lo dispuesto en el artículo 32 de la Ley 1/2014, de 24 de junio, de Transparencia Pública de Andalucía y el artículo 20.1 de la Ley 19/2013 de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno, que establece la obligatoriedad de notificar la respuesta de la Administración ante la solicitud de información en el plazo de un MES, pudiendo ser esta falta de respuesta además “constitutiva de infracción”.

El Consejo afirma que todas las personas tienen derecho a acceder a la información pública sin más limitaciones que las contempladas en la Ley. El Ayuntamiento de Jerez no solo no contestó a la solicitud de esta sección sindical, pudiendo, insistimos, ser dicha actuación constitutiva de infracción y por ello sancionable, sino que ante la petición del Consejo tampoco ha alegado ni invocado ninguna razón que justifique la denegación de acceso a la información solicitada.

Esta Resolución es ya la TERCERA que dicta el Consejo de Transparencia a favor del SIP y contra el Ayuntamiento de Jerez. Recordamos las dos Resoluciones anteriores:

  • La primera, fue la Resolución del Director del Consejo de Transparencia y Protección de Datos de Andalucía por la que se estimaba íntegramente la reclamación formulada por el SIP e instaba al Ayuntamiento de Jerez para que diese acceso a los expedientes de los acuerdos adoptados por la Junta de Gobierno Local del 26 de febrero por los que se cesaba en sus funciones a Dña. Rocío Montero, Directora de Personal y se la adscribía, en comisión de servicios, al puesto de Jefatura de Departamento de Coordinación de la Primera Tenencia de Alcaldía.
  • La segunda, fue la Resolución del Director del Consejo de Transparencia y Protección de Datos de Andalucía por la que se estimaba íntegramente la reclamación interpuesta por el SIP en relación con el acceso a la información contenida en el expediente de modificación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) aprobada por acuerdo adoptado por la Junta de Gobierno Local del 4 de marzo de 2.016.

Estos pronunciamientos que emanan del máximo órgano fiscalizador de la Transparencia en Andalucía, evidencian que el Gobierno Local NO ha comprendido lo que significa una gestión transparente, favorecido por el silencio cómplice de los partidos que sostienen al desgobierno y que tan amigos son de dar lecciones de transparencia y buena gestión. Como estamos viendo la verdad es muy distinta y solo hace falta remitirnos a las resoluciones del Consejo que mucho nos tememos no serán las últimas.

El SIP informa que va a seguir denunciando las mentiras de este desgobierno, que se caracteriza por su actuación desde la falta de respeto a los sindicatos y por tanto a los trabajadores que representan, así como la más absoluta opacidad en la gestión.