Prenden fuego al antiguo concesionario de Seat en Jerez

Siete camiones autobombas de bomberos se emplean a fondo para extinguir el incendio

El suceso se ha iniciado a las 18:40 horas del sábado en el número 3 de la avenida Tío Pepe de Jerez, concretamente en el edificio abandonado que anteriormente ocupaba el antiguo concesionario de Seat.

Según indican testigos del inicio del fuego, presenciaron como dos varones entraron en el interior del edificio y como al poco empezó a salir humo por las ventanas del último piso.

Durante la primera hora y media hasta 3 camiones autobombas estaban cubriendo el incidente, a lo que hicieron acto de presencia 4 más debido al incipiente fuego. A las 21 horas de la noche, el proceso de extinción aún proseguía. Al lugar también acudió desde el primer momento un coche radiopatrulla de la Policía Local.

fuego-concesionario-seat-jerez-1

Varios testigos indican a MIRA Jerez que el suelo de ese último piso está repleto de papeles y carpetas, con facturas y fotocopias de cuando estaba activo el concesionario. Ese papel es el que supuestamente está haciendo que no sea sencilla la extinción del incendio.

El edificio, en estado de abandono, ha sido objeto de la polémica en los últimos meses debido a los continuos actos vandálicos de desmontaje de materiales del inmueble, y por el peligro que conllevan.

fuego-concesionario-seat-jerez-2

El Departamento de Disciplina Urbanística comunicó a finales de julio el inicio del proceso para poner fin al estado de abandono del antiguo concesionario, donde, incluso en el propio momento de una inspección municipal varios individuos estaban procediendo al desmontaje incontrolado de materiales de las fachadas, tales como perfiles metálicos, vidrios, paneles y demás con el consiguiente peligro para ellos mismos y para los transeúntes.

La legislación vigente, recogida en los artículos 155 y 158 de la Ley 7/2002 de 17 de diciembre, de Ordenación Urbanística de Andalucía (L.O.U.A.), articulo 10 del Reglamento de Disciplina Urbanística, aprobado por Real Decreto 2187/1978, de 23 de junio, obliga al propietario o propietarios de este inmueble a la conservación y rehabilitación del mismo.

En este sentido el consitorio informó que el informe municipal señala que el dueño o dueños del inmueble deberá retirar todos los materiales de desecho de las fachadas destruidas que permanecen en el suelo de la nave y en la vía pública.