Liberan a una menor en Jerez vendida a una familia rumana por 4.000 euros

La chica fue violada por el hijo de la familia que la compró para casarla a la fuerza

Los dos detenidos por la supuesta compra de una menor de 15 años en Rumanía por 4.000 euros para contraer matrimonio a la fuerza con uno de ellos y que fue retenida en un domicilio de Jerez han quedado en situación de “libertad con cargos”, según han confirmado a Europa Press fuentes cercanas al caso.

ixv7d2Tras su detención, ambos pasaron a disposición judicial como presuntos autores de un delito de agresión sexual, lesiones, detención ilegal, tráfico de personas y extorsión. Según ha informado este jueves en una nota el Cuerpo Nacional de Policía, la menor fue liberada en un domicilio de la localidad jerezana, señalando que había sido maltratada y agredida sexualmente por el vástago, de 22 años. Además había sido encerrada en una habitación durante días, donde solo le suministraban agua y exigían a su familia de origen 7.000 euros para liberarla.

La investigación se inició con la denuncia de uno de los familiares de la joven en A Coruña. Los padres de la chica habrían contactado con ellos para contarles que habían recibido una llamada desde España en la que indicaban que querían “devolver” a la joven por la mala actitud que mostraba.

Por ese motivo la tenían encerrada en una habitación, alimentándola únicamente de agua con sal. No sólo no la dejaban salir, sino que también le impedían hacer uso del teléfono o cualquier otro medio de comunicación con el exterior. Para liberarla exigían a los padres 7.000 euros en concepto de resarcimiento, ha agregado la Policía en un comunicado.

Los agentes localizaron en pocas horas el domicilio donde podría encontrarse la joven. En su interior encontraron a la menor, que fue inmediatamente trasladada a un centro sanitario para una valoración médica y posteriormente hasta las dependencias de la Comisaría.

En la vivienda fueron también localizados los dos miembros de la familia que supuestamente la tenían retenida, el joven con el que la menor tenía que contraer matrimonio y su padre, que fue presuntamente quien exigió el dinero a la familia de origen para la puesta en libertad de la afectada.

Fruto de las investigaciones, la Policía ha subrayado que pudo demostrar que los detenidos entregaron a los progenitores de la víctima en Rumanía una cantidad de 4.000 euros por la menor a modo de dote. Una vez que la menor les fue entregada, el “comprador” hizo que contrajera matrimonio con su hijo mediante una ceremonia que carece de validez legal en el territorio europeo.

Además, el padre de la niña habría firmado un poder notarial que autorizaba al detenido de mayor edad a viajar con la menor hasta España con la excusa de realizar un viaje de turismo.

Los dos detenidos fueron puestos a disposición de la autoridad judicial, que, según fuentes cercanas al caso, ha decidido que queden en situación de libertad con cargos a la espera de juicio.