Archivada la querella a Ana Fernández, la edil de IU que llamó “asesino” a Pemán

La juez instructora del caso considera que existe una “carencia de legitimación activa de los querellantes” al estar el ofendido fallecido

El Juzgado de Instrucción número 2 de Jerez ha sobreseído la causa contra la concejal de IU en el Ayuntamiento jerezano, Ana Fernández de Cosa, por un presunto delito de injurias y calumnias tras la querella presentada por los familiares de José María Pemán, al que llamó “fascista, misógino y asesino” en transcurso de un Pleno municipal que debatía la retirada del busto del escritor instalado en el Teatro Villamarta.

La formación de izquierdas pretende potenciar el sector cinematográfico en la Universidad. @IUjerez

Según han indicado a Europa Press fuentes judiciales, el sobreseimiento de la causa ha sido motivado al considerar la juez instructora que existe una “carencia de legitimación activa de los querellantes”.

Así, según indica el auto, “el ofendido por las expresiones vertidas es el fallecido, sin que sea posible apreciar que deben considerarse ofendidos los hijos porque implícitamente se les está llamando hijos de asesinos o hijos de fascista, toda vez que las expresiones se dirigen contra una persona determinada ya fallecida”.

Según ha referido la juez en el auto, aunque las expresiones pueden trascender a los hijos, actualmente queda vedada la posibilidad de interponer querella, siendo el único legitimado la persona agraviada u ofendida contra quien se dirigen directamente las expresiones. No obstante, advierte de que sí queda a salvo acudir a la jurisdicción Civil.

Cabe recordar que, tras las declaraciones de la edil en el Pleno municipal del pasado 30 de julio, los hijos de José María Pemán presentaron conjuntamente una querella criminal ante el mencionado juzgado por presuntos delitos de calumnias y/o injurias.

Tras un acto de conciliación previo, la familia de Pemán lamentó que Fernández de Cosa no hubiera querido “ni retractarse ni atemperar” las “gravísimas” acusaciones vertidas contra la memoria de José María Pemán y que “alcanzan” a sus descendientes.

Los hijos continuaron con las acciones legales, aunque indicaron que no pretendían con el ejercicio de estas acciones “discutir la legalidad” de ninguno de los acuerdos del Ayuntamiento jerezano, ni la posición ideológica que las inspira, así como tampoco percibir una reparación económica, “sino tan sólo en ausencia de su padre ofendido, restaurar públicamente su honor y dignidad, tan gravemente mancillados”.

Por ello, decidieron “de común acuerdo” la formulación de la querella, que fue presentada a través de bufete jurídico de Juan Pedro Cosano, “en la convicción de que la memoria de su padre así lo exige, más allá de formalidades procedimentales”.