“Si estás deprimido, mírate el tiroides”

Un 10% de la población sufre problemas en esta glándula

  • El 25 de Mayo es el Día Mundial del Tiroides, y desde el Hospital Jerez Puerta del Sur ofrecen algunos consejos de salud a los jerezanos.
  • Alrededor de un 10% de la población sufre problemas en esta glándula, según la Asociación Española de Cáncer de Tiroides (AECT).

El servicio de Endocrinología del Hospital Jerez Puerta del Sur recomienda consumir sal yodada en el día a día.

Hospital Jerez Puerta del Sur

 Con motivo del Día Mundial del Tiroides, el próximo 25 de Mayo, desde Hopital Jerez Puerta del Sur recuerdan a la población que cerca de 700 millones de personas en el mundo sufren problemas de tiroides, pero la mitad de ellos no lo saben. A pesar de que la subida o bajada de peso es el síntoma más famoso, la mayoría desconoce que una disfunción de esta glándula, bien por hipofunción o por hiperfunción, puede estar detrás de otras enfermedades como la depresión.

Tanto el hipotiroidismo como el hipertiroidismo, afectan mucho en el estado de ánimo. “Te pones nervioso, irritable, con ansiedad, y a largo plazo puede desembocar en depresión”, afirma la Dra. Pilar Roldán, especialista del Servicio de Endocrinología del centro jerezano, y destaca la importancia de “una detección temprana y tener un especial cuidado con la gente que no acude jamás al médico, porque pueden derivar en cuadros más graves”.

A pesar de que cerca del 10% de la población europea sufre alguna patología de tiroides, el 54% de los ciudadanos reconoce saber muy poco de su impacto en la salud, y el 38% declara no saber nada, según el estudio ‘Impacto social de las patologías tiroideas en España’, de la AECT.  “Esto se debe a que suelen ser síntomas muy generales o que pasan desapercibidos”, aclara la especialista.

En el hipotiroidismo, que es una disminución en la producción de hormonas tiroideas, los síntomas son “el sueño, subida de peso y el estreñimiento, entre otros”. Mientras que el hipertiroidismo, que es el aumento de la hormona “es lo contrario, todo se acelera, y lo más frecuente es la perdida de peso, las palpitaciones y el nerviosismo principalmente. El único síntoma que coincide en ambos casos es el cansancio”, explica la endocrina del Jerez Puerta del Sur.

Tiroides y  un cambio de estilo de vida no van de la mano

A pesar de la creencia popular, la dificultad para controlar el peso y la tiroides no tienen relación, como tampoco lo tienen el nivel de estrés y llevar una vida sana. “Tanto el hipo como el hipertiroidismo, funcionan por anticuerpos y dependen únicamente de la genética de cada persona. Así pues, un cambio en el estilo de vida a mejor no modificará el funcionamiento del  tiroides” especifica la profesional.

En este sentido, la recomendación que ofrecen desde Jerez Puerta del Sur, “es el consumo diario de sal yodada para paliar el déficit de este mineral, especialmente en aquellas zonas en las que escasea el yodo en la naturaleza y la población presenta más riesgo de padecer un bocio”.

Para tratar la disfunción del tiroides es indispensable seguir un tratamiento prescrito por el médico. El hipotiroidismo suele ser crónico y cambiante, y en la mayoría de los casos exige revisiones periódicas para controlar que la dosis de medicación sea la adecuada” especifica la Dra. Roldán y aclara que, “en cambio, y en líneas generales, el  hipertiroidismo ofrece tratamiento definitivo, que unas veces se trata con  pastillas (’antitiroideo’) y otras el tratamiento más eficaz es el yodo radiactivo”.