Marín, nuevo matador de toros nacido en Jerez

Galván, a hombros en Los Barrios, Pérez Mota, legionario en Vic y Ginés Marín, doctorado en Nimes

Al triunfo de Padilla, indultando en Osuna, sumamos esta semana otros nombres de toreros de nuestra tierra que se han justificado en los carteles en que estaban anunciados: David Galván, Manuel Jesús Pérez Mota y el alternativado Ginés Marín.

1 Galván

Empezamos por casa. El 15 de mayo, domingo y fiesta de San Isidro Labrador, se ha celebrado una Corrida Concurso en la plaza La Montera de Los Barrios. Los muchos voluntarios han cooperado para la buena organización. La limpieza se ha notado en la parte de abajo pero en otras zonas del tendido habría necesitado más repaso. El estado del albero no se encontraba en las condiciones adecuadas. Se anunciaban mano a mano El Fandi, de caña y oro, y David Galván, de grana y oro. Con algo más de media entrada, con buena música de la Banda de la localidad y bajo la presidencia de El Capi, se ha soltado un toro de cada una de estas ganaderías: Gavira (noble), Torrestrella (bueno, aplaudido en el arrastre),  Santiago Domecq (noble y manejable), El Torero (bueno), Tapatana (manso) y La Palmosilla (con calidad), todos en general bien presentados de acuerdo a la plaza; algunos entraran hasta tres veces al caballo. Es de destacar la disposición de ambos diestros por agradar.

2 Galván

El Fandi está sobrado atléticamente y se adorna como nadie en banderillas. Galván, exquisito en los quites, sufrió varios revolcones, pero se repuso de ellos y continuó desarrollando su labor como si nada le hubiera ocurrido; está muy preparado físicamente y, ansioso de triunfo, vive para esta profesión, aunque a la hora de matar tiene que atemperarse, aunque destacamos su mano izquierda en el último de la tarde.

En resumen, El Fandi cerró con silencio, oreja y oreja y David Galván, con palmas tras dos avisos, dos orejas tras aviso y ovación con saludos tras aviso. Ambos pudieron haber conseguido más trofeos, pero no estuvieron acertados con los aceros en algunos de sus toros. Los dos salieron a hombros por la puerta grande. La caseta La Espuela de la Feria de Los Barrios 2016 acogió, como ya hizo el año pasado, la Tertulia Taurina y entrega de premios de la Corrida de Toros. El premio a la mejor faena recayó en David Galván, Juan José Esquivel se llevó el trofeo al mejor picador y Víctor Nieto, el de mejor lidiador. El premio al mejor toro quedó desierto.

Por otro lado, el 16 de mayo el torero de El Bosque Manuel Jesús Pérez Mota se anunciaba en el seria torista de Pentecostés de Vic-Fezénsac (Francia), a plaza llena, para una corrida con toros de Victorino Martín, que resultaron complicados. Su primero humillaba en el capote; en el caballo cumplió; al comienzo de faena permitió una buena tanda al bosqueño, pero a partir de la segunda empezó a reponer hasta volverse imposible de complicado que era; Pérez Mota decidió abreviar y se quedó con silencio. Su segundo, lidiado en quinto lugar por cogida de Ureña,  fue un animal bravo en el caballo pero en la muleta reponía y se quedaba corto, exigiendo mucho, frente a una actuación digna del torero gaditano, que, tras matar después de aviso, oyó división de opiniones. Sus compañeros de guerra fueron Manuel Escribano, que coleccionó tres silencios, y Paco Ureña, que resultó cogido y ovacionado en el único que mató.

3 Pérez Mota

Finalmente y felizmente, el domingo en el coliseo de Nimes (Francia), también por Fiestas de Pentecostés y en cuarta sesión, matinal, el jerezano de natividad Ginés Marín estaba en los carteles para recibir la alternativa ante toros de Zalduendo de la mano de Morante de la Puebla, con David Mora de testigo.

4 Marín

En el de su alternativa, bravo y con calidad, Marín lanceó por verónicas y quitó por chicuelinas; brindó a su padre Guillermo, jerezano, que va de picador en la cuadrilla; la faena fue firme y asentada, con una labor seria; la espada fue a buen sitio pero el toro tardó en caer hasta oírse los dos avisos, lo que no fue obstáculo para conseguir una oreja acompañada del premio al toro con vuelta en el arrastre.

5 Marín

Con su segundo, Ginés estuvo fácil, como matador de toros que ya era; combinó muletazos buenos y templados con gestos de valor; el toro hizo por él y le corneó en el muslo, pero continuó la lidia, rematada con bernadinas; el fallo a espadas impidió un triunfo grande. Por su parte, Morante acumuló silencio y bronca y David Mora, oreja y ovación.

6 Marín

No hay comentarios