El festival taurino en Lebrija contará con amplia participación de toreros gaditanos

Todo un homenaje a El Bocho después de una vida entregada a la hostelería y a ayudar a sus paisanos

En Lebrija se ha presentado ante la opinión pública el festival taurino que el día 25 de septiembre, a las seis y media de la tarde, se celebrará como homenaje al lebrijano Juan María Zambrano “El Bocho”, recientemente fallecido, después de una vida entregada a la hostelería y a ayudar a sus paisanos. Ha tenido lugar en el salón de celebraciones que regenta su hijo Carlos, local que se encontraba repleto de público.

????????????????????????????????????

Juan Reyes abrió el acto y, antes que nada, invitó a todos a guardar un minuto de silencio en memoria de Juan María Zambrano. Después se procedió a descubrir el cartel, operación ejecutada por Carlos Bocho y el torero de Sanlúcar Antonio José Blanco, entre el aplauso cálido de toda la sala. El cartel recoge la foto del homenajeado y anuncia novillos de Millares, para los matadores Jesuli de Torrecera, Antonio José Blanco y Caro Gil y los novilleros José Luis Villalba, Fran Gómez y Eloy Hilario.

Inició el turno de intervenciones Antonio José Blanco tomó la palabra y agradeció la asistencia a la presentación del cartel, que le llena de satisfacción, sobre todo tratándose del homenaje a una persona muy querida y admirada por tantos. La familia de Bocho es una gran familia, que lo acogió desde el primer momento como si fuera uno más de ellos, en particular Carlos, para quien todas las palabras que se le digan son pocas. Dio las gracias a los compañeros que con él forman el cartel, que ha quedado interesante y bonito, donde prácticamente están todos los toreros de la zona que quieren abrirse camino. Reconoció que le faltaban las palabras y mandó hacia arriba un abrazo muy fuerte para el abuelo Bocho.

presentacion-festival-taurino-lebrija-1

Después Carlos el Bocho, hijo, agradeció la presencia del público y explicó que, en conversaciones con la familia de Antonio José Blanco, salió la idea de este evento, tras lo que se puso a disposición en todo lo que hiciera falta. Agradece a todas las casas comerciales que se han prestado a colaborar en el montaje del festival, que se ofrecieron desde el primer momento por tratarse de una persona tan querida, lo que le llena de orgullo. Está loco de contento porque esto es un sueño para él y es muy importante para Lebrija. Recuerda que cuando pequeño iba con su abuelo a los toros, que se daban con frecuencia en la localidad, por lo que esta presentación del festival en su casa le resulta una sensación muy fuerte.

El novillero sanluqueño Eloy Hilario se mostró feliz de estar en el cartel del festival, de lo cual da las gracias a Antonio José Blanco por confiar en él, sabiendo que ésta será su primera actuación en público este año, y a Carlos, por todo lo que está colaborando. Desea que ese día tan bonito la plaza se llene y todos disfruten y salgan contentos.

????????????????????????????????????

 

A continuación Jesuli de Torrecera mandó un abrazo fuerte a la familia y agradeció la llamada telefónica de Antonio, que le cogió en América, y le hizo ilusión pues Lebrija es importante para él ya que aquí dio sus primeros pasos con catorce o quince años. Considera importante que en el cartel estén toreros de la tierra, que deberían tener su sitio. Cuando se hace un homenaje a una persona querida todo tiene que salir perfecto.

Tomó luego el micrófono Juan Luis Villalba, novillero de Lebrija, y mostró su orgullo de estar anunciado en su pueblo y, encima, en un homenaje como éste. Agradece que hayan confiado en él y, por su parte, nunca dudó de estar poniendo su granito de arena. Intentará disfrutar todo lo posible y hacer que el público disfrute y salga toreando de la plaza.

????????????????????????????????????

Cerró el turno de intervenciones el gaditano Fran Gómez, que tendrá en esta ocasión su última actuación como novillero. Habló de que el toreo se hace con emociones y no hay cosa tan bonita como un homenaje. Ver el cartel le emociona, igual que se emocionaron los familiares del Bocho tras su descubrimiento, porque es una persona muy sentimental. Antonio le contó que se trataba de homenajear a una persona muy querida en su pueblo, amante del toro y del flamenco, y por eso respondió con rapidez a la invitación a torear.

Después de conocer a Carlos sabe que es una buena persona, de la misma manera que lo fue su padre. Pidió llenar la plaza, no por los toreros sino por el homenajeado, que se lo merecía. Finalmente, Juan Reyes invitó a brindar con una copa de vino por la memoria del homenajeado y animó a que los lebrijanos se vuelquen en este festival y llenen la plaza ese día, porque es un reconocimiento merecido