Cáritas presenta la Campaña de Personas Sin Hogar 2016 

Francisco Domouso, director de la organización, ha comentado que “en Jerez hay 210 personas en situación de sin techo”

Han estado presentes monseñor José Mazuelos, Obispo de la Diócesis de Asidonia-Jerez, Antonio López, delegado episcopal de Cáritas Diocesana de Asidonia-Jerez, Francisco Domouso, director de Cáritas Diocesana, así como Milagros Díaz, coordinadora general de la entidad y Guillermo Martín, participante de Centro de Día “El Salvador”.

hazme-visible-caritas

Antonio López ha presentado la campaña afirmando que “el objetivo general de este trienio es sensibilizar sobre la situación de las personas sin hogar, compartir y generar conocimiento, movilizar para producir cambios”. A continuación López ha hecho hincapié en que “este trienio se fundamenta en la idea de generar tejido inclusivo basado en 3 ejes principales a desarrollar cada año: Dignidad, Derechos y Posibilidad”. Finalmente, ha añadido que “un elemento fundamental para la dignidad de este colectivo es la visibilidad y de ahí el grito y el clamor que acompaña el lema de este año: “Hazme visible”.

Por su parte, Francisco Domouso, comenzaba su intervención afirmando que “vivimos en una sociedad fracturada y no es consecuencia de la crisis, sino del modelo, ya que dos tercios de las personas en situación de exclusión provienen de antes de la crisis”. Acto seguido ha añadido que “es especialmente preocupante la situación de pobreza severa que alcanza a 5 millones de personas, el 7,4% de la población” y ha sido tajante al afirmar que “la protección social se ha debilitado aún más tras estos años de recesión económica y es lo que más nos preocupa”.

A continuación, Domouso ha afirmado que “vivimos en un mundo de expulsiones y descartes y éste se ve principalmente en el empleo, ya que, aunque hay signos de recuperación, es fruto de la precariedad laboral”. Acto seguido ha afirmado que “el 74% de los españoles, creen que el estado tiene la responsabilidad principal a la hora de asegurar el bienestar digno de los ciudadanos, por lo que, debe quedar claro que las políticas sociales no son un gasto sino una inversión”.

Finalmente, aterrizando en lo local, Domouso ha explicado que “en Jerez hay 210 personas en situación de sin techo atendidas por las diferentes entidades que trabajan con este colectivo en la ciudad”. En cuanto al recurso de Cáritas, se ha atendido, de una forma prolongada, a 51 personas, de las que “un 73% son españoles y un 86,28 % hombres”. Asimismo, ha hecho hincapié en que “de todas las personas que pasan, no todas se quedan, en algunos casos por problemas de salud mental, por adicciones, situación de dependencia… pero ningún recurso echa a nadie fuera sino que trabajamos en red”.

Cerraba su intervención con un mensaje positivo afirmando que “el 80% de las personas que atendimos iniciaron procesos formativos y de inserción socio laboral” y finalmente añadía que “fueron y son miembros activos de nuestra sociedad con grandes capacidades que merecen ser reconocidas”.

A continuación, Milagros Díaz, ha insistido en que “es fundamental la visibilidad y el reconocimiento de las personas en situación de sin hogar” y ha hecho un llamamiento a las Administraciones “para que desarrollen políticas públicas que pongan a las personas en el centro y que apuesten por la protección y garantía de acceso a Derechos Humanos fundamentales”. Finalmente ha pedido a los medios de comunicación “que hagáis ver a la ciudadanía la problemática de esta población en exclusión dando mensajes positivos”.

En este acto también ha intervenido Guillermo Martín, participante del Programa de Personas Sin Hogar de Cáritas Diocesana que, en primera persona, ha afirmado que “un año más volvemos a transmitir un mensaje de dignidad, de derechos, de posibilidad, de rostros y personas concretas que ponemos nombre y piel a las salvajes cifras del descarte”. A continuación, ha hecho hincapié en que “debemos soñar con lo que hoy parece imposible, que toda persona viva con dignidad en un hogar propio, en paz y permanente”. Finalmente y tras explicar cómo en la calle se pasan por situaciones que te hacen perder la dignidad, ha explicado que “Antes no tenía dignidad ni amor propio, y hoy me valoro y me siento orgulloso de lo que he conseguido”.

Finalmente monseñor José Mazuelos ha cerrado el acto afirmando que, ante todo lo dicho “las Administraciones tendrían que tener un servicio de emergencia socio-caritativo” y ha añadido que “hay que ser más pragmáticos en los servicios sociales”. A continuación ha hecho hincapié en que “lo triste es que tenga que morir una anciana y que se haga política con ello” y añadía que “no vamos a acusarnos, sino a buscar solución entre todos”.