“Emocionar antes que alimentar”

En el placer de comer también se encuentra el placer de fotografiar

Llegan las Navidades, llega el momento en el que unos u otros tienen comidas de empresas, comidas familiares, comidas entre viejos amigos, comidas navideñas… Y… ¿quién no come con los ojos antes que con la boca?, ¿quién no captura esa imagen durante unos segundos en su retina antes de dar el primer bocado a ese manjar?, ¿quién no se deleita mirando el plato antes de darle el primer bocado?firmadaCómo no asociar la fotografía con dichos momentos, micro segundos que se quedan en nuestros recuerdos y que luego los saboreas aunque no lo tengas delante para hacerlo. Como dice Milan Kundera “La memoria no guarda películas, guarda fotografías”  y en esta ocasión es un verdadero acierto porque todos guardamos ese primer instante cuando tenemos un plato preparado a punto de poder degustar. Guardamos la imagen que nos provocará esos sabores tan efímeros al imaginarnos el plato que hemos tomado entre compañeros, amigos, familiares y que volverá a nuestro recuerdo entre carcajadas, risas, palabras…

Enfócanos el próximo Viernes, te sorprenderá nuestra MIRAda.