La parálisis del Ayuntamiento alcanza también al servicio de aguas

El Gobierno del PSOE no ejerce control sobre Aquajerez

  • El incumplimiento de la promesa de intensificar el Servicio Técnico Municipal del Agua deja a este órgano sin apenas medios para hacer un correcto seguimiento del contrato

El incumplimiento de una de las principales promesas del PSOE en campaña electoral está pasando factura también al control que debe ejercer el Ayuntamiento sobre Aquajerez, empresa concesionaria de la gestión integral del agua en la ciudad. Diez meses después de que la alcaldesa del PSOE, Mamen Sánchez, asumiera el mandato, el Servicio Técnico Municipal del Agua, órgano creado para realizar el seguimiento y control de la concesión, sigue sin que se haya tomado ninguna medida para reforzar su función, y contando con tal sólo dos personas para realizar estos trabajos.

Esta situación está lejos de cumplir con la promesa realizada, en febrero de 2015, por la entonces candidata a la Alcaldía, Mamen Sánchez, fecha en la que anunció intensificar el Servicio Técnico Municipal del Agua, creando una mesa técnica para dar voz a los jerezanos con sus reclamaciones. Tras ser nombrada alcaldesa en el mes de junio, en agosto de 2015 el delegado de Medio Ambiente, José Antonio Díaz, aseguró que se iba rediseñar el Servicio Técnico Municipal del Agua, no sin antes afirmar que “el constituido por el gobierno anterior con dos empleados era una pantomima”. Así, anunció que iban a constituir un servicio con ocho o nueve empleados en el que iba a haber un gabinete jurídico, ingenieros y administrativos.

A punto de cumplirse un año del mandato del PSOE, la única realidad es que el Gobierno de Mamen Sánchez parece que se ha conformado con aquel Servicio Técnico Municipal que calificaban como “una pantomima” formado por dos personas, sin que se haya dotado de más personal como se había asegurado. No solo eso, el gobierno del PSOE, lejos de darle una mayor importancia a este servicio se la ha quitado, de forma que lo que se consideraba hasta ahora una Dirección de Servicio por su importancia, tras la última modificación en la Relación de Puestos de Trabajo (RPT), aprobada el pasado 4 de marzo de 2016 en Junta de Gobierno Local, han rebajado la categoría del servicio convirtiéndolo en un departamento.

Pero éste no ha sido el único incumplimiento del PSOE respecto a este servicio ya que, en la misma entrevista en agosto de 2015, el delegado José Antonio Díaz aseguró también que el gobierno anterior había demostrado el descontrol y la parálisis a la hora de exigir la inversión en mejoras que anualmente debe acometer Aquajerez, conforme al pliego de condiciones de la concesión. Esta afirmación no hizo  más que poner de manifiesto el claro desconocimiento, por parte del concejal, de la situación ya que, según la información publicada por el propio Ayuntamiento,  durante el gobierno anterior Aquajerez realizó varias obras de mejora a cargo de las inversiones.  

 Entre ellas se encontraban una nueva estación de recloración en el Parque Tecnológico Agroalimentario (PTA), la adaptación de instalaciones al Reglamento de Seguridad y Salud y la recuperación de la Laguna de Torrox, estando previsto realizar, además, la renovación de las redes de la barriada de La Plata, Las Tablas o de la C/ José Cádiz Salvatierra, tal y como anunció a los medios la anterior Alcaldesa, el 30 de septiembre de 2014.

En estos diez meses, el gobierno del PSOE, no solo no ha exigido la inversión fijada en la concesión a Aqualia, sino que a lo único que se ha limitado es a aprobar las obras de renovación de red de la barriada de la Plata, que ya estaban proyectadas y en estudio por parte de los técnicos municipales para su aprobación definitiva. Recientemente, según ha podido saber Mira Jerez, Aquajerez ha solicitado la ampliación del plazo de la licencia para la ejecución de estas obras, que deberían haber finalizado en marzo, sin que se haya dado explicación alguna a los vecinos por la demora a pesar de las molestias que están sufriendo. La ampliación del plazo de ejecución fue aprobada por Junta de Gobierno Local el pasado 11 de marzo, hasta el próximo mes de julio, cuatro meses más de lo previsto.

Toda esta situación, pone en manifiesto, que el gobierno del PSOE, pese a las promesas electorales,  no parece que esté trabajando para cumplir con el compromiso  de recuperar la gestión del agua. Igualmente, tampoco está tomando las medidas necesarias para hacer un exhaustivo control y seguimiento de la gestión y obligaciones de la empresa concesionaria, dejando que la misma actúe con total libertad, tanto es así, que el pasado mes de febrero ha sido Izquierda Unida quien ha llevado una proposición al Pleno, que fue aprobada, para la modificación de las ordenanzas del servicio de abastecimiento, saneamiento y depuración del agua, con el fin de que la empresa no realice ningún corte de suministro por impago sin contar con el visto bueno de la Delegación de Acción Social.