La Plaza Real luce remozada

La plaza de toros de El Puerto de Santa María ha sido presentada al público tras su remodelación

La Plaza Real de El Puerto de Santa María ya tiene nueva imagen. Han terminado las obras de remodelación que empezaron en agosto del año pasado. Por ello, el Ayuntamiento, propietario del edificio, presentó a la prensa el resultado de las obras y organizó unas jornadas de puertas abiertas para que los ciudadanos pudieran entrar y recorrer las distintas dependencias en grupos de visita guiada.

????????????????????????????????????

En el acto de la prensa estuvieron presentes el alcalde, David de la Encina, además del concejal de Plaza de Toros, Ángel Quintana, de la diputada provincial de Empleo, Ana Belén Carrera y de la vicepresidenta de la comisión de seguimiento de las obras, Carmen Ojeda, así como del técnico municipal e inspector de las obras, Humberto Jiménez; el gerente del Instituto de Empleo y Desarrollo Socioeconómico y Tecnológico, Ignacio Estrella y otros técnicos del ente provincial; el arquitecto de la plaza de toros, José Carlos Galán; y representantes de la empresa constructora.

Plaza de Toros El Puerto 2

El grupo realizó un recorrido que empezó en el centro del ruedo y continuó por los distintos espacios que han sido objeto de las obras. En todo momento fue el arquitecto José Carlos Galán quien iba explicando los pasos dados a lo largo del proceso restaurador. Empezó explicando que la inversión para recuperar la estructura original del coso portuense se cifraba originalmente en 1,1 millones de euros, financiados, en un 80%, por los fondos europeos Feder, canalizados a través del Instituto de Empleo y Desarrollo Socioeconómico y Tecnológico (IEDT) de la Diputación Provincial de Cádiz; el otro porcentaje se nutre con recursos propios de la Diputación en el marco del programa Cádiz Origen de las Culturas. Los gastos, para imputarse en esta iniciativa, tenían que estar certificados antes del 14 de diciembre, pero finalmente han sido recepcionadas con un retraso de cinco meses, debido a la complejidad de la intervención en un edificio histórico de estas características, donde conforme se ha ido avanzando han surgido imprevistos, lo que supondrá un coste añadido para el Ayuntamiento de 192.000 euros.

Plaza de Toros El Puerto 3

Después el arquitecto entró en los aspectos materiales de la restauración, afirmando que se ha recuperado un patrimonio para España más que para El Puerto y que es una de las grandes plazas del mundo taurino. Enseguida llamó la atención sobre que en el exterior del edificio se ha renovado la cantería y la azulejería, elemento decorativo éste que habla de la moda neomudéjar que inspiró la construcción. En el interior resalta el predominio de la forja de hierro de las gradas y de los dos palcos principales, forja recuperada tal como se planteó originalmente en el siglo XIX  entre otras cosas por la decoración que se le ha puesto en colores blanco, verde, rojo y azul intensos. Es la ornamentación propia de la denominada “arquitectura del hierro en el tendido”, romántica y modernista, que encuentra ahora su máximo exponente en España en este monumento portuense. En 1878 un barco transportaba desde Bruselas los elementos de forja que iba a lucir la plaza pero naufragó; al cabo de los años se ha recuperado el estilo original que debió tener el monumento de no haber naufragado aquel barco, estilo que José Carlos Galán califica de protomodernista.

Plaza de Toros El Puerto 4

El interior del edificio ofrece una imagen homogénea al haberse dejado al descubierto el ladrillo antiguo y la piedra de los arcos, bóvedas y dinteles. En cuanto a la arena, se ha acabado el mito de los 60 metros; como consecuencias de las diversas mediciones realizadas a lo largo de las obras se puede afirmar que el diámetro del ruedo mide 60,50 metros. Es la arena más grande de los ruedos de España. Galán habló de que la parte interior del ruedo se ha mantenido en piedra y de que en la idea original iban tapices en las gradas y el reverso del techo en madera, por lo que se han instalado cubiertas nuevas en todo el ruedo. Desde el centro del ruedo se ve que la planta alta de los palcos de autoridades se ha puesto el escudo que tenía la ciudad en la época de la Primera República, que era el que figuraba en los planos iniciales pero que nunca se había llegado a poner.

Plaza de Toros El Puerto 5

El recorrido continuó por las dependencias interiores, empezando por el palco presidencial y el palco real, que han sido remozados. Desde allí se domina visualmente todo el edificio y alguien preguntó por los festejos a plaza partida, de los que el último tuvo lugar en 1971, como motivo de una remodelación de entonces; pues bien, en la de ahora se han conservado, enterradas en el suelo, las bases para los postes que pudieran ser usados en un futuro festejo de esas características.

Luego se visitó la capilla, que está restaurada y completa, recuperando su aspecto fundacional de ladrillo visto y con su altar neoclásico, sin faltar la foto de la única boda celebrada en ella. A su lado se ha redescubierto la sala de diestros, útil para descanso de los toreros previo al paseíllo. A continuación se pasa a la enfermería, donde ahora hay menos puertas para llegar desde el ruedo, con sala de diagnóstico e incluso quirófano y que, para seguridad de los toreros y protagonistas, podrá quedar precintado, pudiendo acceder de forma directa una ambulancia en los casos urgentes.

Plaza de Toros El Puerto 6

Una novedad es la sala de conferencias, donde se pueden dar ruedas de prensa, explicaciones a grupos de visitas o presentación de libros; como sala de interpretación del edificio dispone de proyector y pantalla y la curiosidad es que una puerta reciclada se ha puesto como tarima para soportar la mesa. Otra novedad son los dos espaciosos y bien acondicionados camerinos que se han habilitado en dos de los bodegones existentes; son necesarios porque una de las principales consecuencia de esta reforma es que el edificio ha quedado preparado no sólo para usos taurinos, sino también culturales y turísticos, con lo que a su renovada imagen se añade una nueva etapa en su historia, para que se pueda aprovechar durante todo el año con un número mayor de espectáculos y eventos.

Se cuenta además con un museo, que es la pieza fuerte de este Centro de Interpretación en que ha sido transformada la Plaza de Toros; con entrada directa desde la calle, ocupa cuatro bodegones y su contenido deberá ser dotado por la actual empresa concesionaria. En él destaca su imagen moderna, que se combina con el trabajo artesano realizado en los arcos y bóvedas al dejar al descubierto los adobes originales. Una vitrina contiene una copia del plano original, que es propiedad de la bodega Osborne. El arquitecto explicaba que entonces, para la construcción, bastaba con cuatro o cinco planos y ahora él, para la remodelación, ha tenido que hacer noventa y ocho.

Plaza de Toros El Puerto 7

Finalmente, el grupo pasó otra vez al centro del ruedo para proceder al turno de declaraciones. A preguntas del representante del Grupo Mira el arquitecto aclaró que, de acuerdo con el pliego de concesión, la empresa que explota la Real Plaza de Toros deberá realizar los trabajos de reposición y restauración de las maderas en la barrera, los burladeros y el estribo además de la puesta a punto del ruedo, así como otras labores que son habituales al comienzo de la temporada taurina. El alcalde declaró que la inauguración oficial de la Plaza de Toros de El Puerto, tras estos diez meses de obras, será el 24 de julio, con un evento taurino. El Ayuntamiento ha invitado a la Casa Real y está a la espera de respuesta. El concejal responsable, Ángel Quintana, subrayó que “se culmina un trabajo duro de equipo, en el que ha habido una completa coordinación entre todas las partes implicadas; ahora, con la plaza de toros completamente remodelada, podremos presentar en breve la temporada taurina 2016 y comenzar a trabajar ya en su puesta en valor los 365 días del año”.

No hay comentarios