Los socialistas apuestan por combatir la pobreza en verano

Unos 5.000 menores disfrutan de 67 escuelas de verano en  la comunidad andaluza

Los socialistas creemos en una Andalucía que avanza en derechos y trabaja por mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos. Y siempre de la mano de quienes más nos necesitan, de quienes han pagado la factura de la crisis sin tener la más mínima responsabilidad”, ha asegurado hoy la Secretaria de Bienestar Social del PSOE de Andalucía, Isabel Armario, quien ha destacado “el compromiso de la Junta con la igualdad de oportunidades y la lucha contra la pobreza”.Isabel Armario PSOE

Así Armario ha asegurado que a pesar de que “el PP ha usado la crisis global como excusa para recortar derechos y libertades que han ahondado en la brecha de la desigualdad que amenaza con cronificar la desesperanza de cientos de miles de familias”, desde Ejecutivo andaluz “se han reforzado las políticas para la inclusión social y el apoyo a la infancia y las familias”. En este sentido desde la Ejecutiva del PSOE-A se ha subrayado que “durante este 2016 se han prorrogado programas que ya se pusieron en marcha con los decretos de Exclusión e Inclusión Social y se han redoblado esfuerzos en iniciativas tan necesarias y de tanto calado como las Escuelas de Verano de refuerzo alimentario y socio-educativo”.

De hecho este verano son un total de 67 las escuelas de verano gestionadas por entidades sin ánimo de lucro repartidas por todo el territorio andaluz en las que participan más de 4.700 niñas y niños en situación o en riesgo de exclusión social y que han supuesto una inversión de 1.665.000€. “A pesar del crecimiento del PIB en 2015 en un 3,2% -ha añadido- los ingresos medios por hogar no han aumentado. La crisis ha destruido empleo y la Reforma del PP ha convertido al mercado laboral en una fábrica de parados y trabajadores pobres. Una situación extrema que, junto a la apuesta por la creación de empleo estable y la generación de riqueza, nos obliga a seguir articulando medidas con las que hacer frente a la situación que desgraciadamente viven muchas familias en nuestra tierra”.

Contra esta situación, los socialistas andaluces han puesto en marcha medidas como el Programa de Ayuda a la Contratación, gestionado por los ayuntamientos, con un presupuesto en el trienio 2013-2015 que ha ascendido a 40M€ anuales y que en el ejercicio de 2016 ha supuesto una nueva inversión de 40M€.

Igualmente Armario ha destacado la importancia del Plan Extraordinario de Solidaridad y Garantía Alimentaria, del que se han beneficiado cerca de 30.000 menores en situación de riesgo a través del refuerzo del programa de comedores escolares en centros docentes públicos, extensivo a las escuelas de verano. Junto a estas medidas sobresalen asimismo el Programa de Suministros Mínimos Vitales y Prestaciones de Urgencia Social, que entre 2014 y 2015 ha implicado una inversión de 13M€. (sólo este año 6,5M€ presupuestados para unas 29.000 personas), o el Programa de Solidaridad del que en 2015 se han beneficiado 51.657 unidades familiares y para el que a lo largo de este año la Junta destinará 90,6M€.

De forma paralela la secretaria de Bienestar Social ha puesto énfasis en las ayudas económicas familiares previstas “que se incrementan este año hasta los 9,7M€”; o el apoyo de la Red de Centros de Servicios Sociales Comunitarios. Cabe destacar en este punto que “el Gobierno andaluz ha transferido a las corporaciones locales a través del Plan Concertado de 2012 a 2015 la cantidad de 144,3M€, mientras que el Gobierno de Mariano Rajoy sólo 25,4M€”, ha criticado.

Como hecho destacado desde el PSOE andaluz se ha incidido hoy que “el PP en su senda de abandono de los servicios sociales y de los municipios y en su estrategia sistemática de privatización del estado de bienestar, ha recortado su aportación en un 68% desde 2011”.

En suma, a juicio de Armario se trata de “una batería de iniciativas valientes, necesarias y pioneras a las que en el cuatrienio 2016-2020 se suma el Programa de Actuación Integral en Zonas Desfavorecidas, cuyo reto es mejorar la inserción socio-laboral de personas en situación o riesgo de exclusión social, a través de la activación y de itinerarios integrados y personalizados de inserción”. Este programa novedoso está dotado con 169.329.379 euros en el periodo 2016-2020 y financiado por el Fondo Social Europeo “una tarea en la que se implicarán a una- ha indicado- el Gobierno andaluz, los ayuntamientos, los agentes económicos y sociales y las ONG”.

Armario ha concluido que “la Alianza contra la Pobreza Infantil se ha convertido en un eje central de las políticas sociales. Trabajar juntos y dirigir esfuerzos coordinados para contrarrestar los efectos de la crisis, la exclusión y la pobreza sobre la infancia. Dotar a las familias de todo el apoyo que sea necesario para que puedan atender a las necesidades básicas de sus hijos e hijas (alimentación, vestido, higiene y vivienda) son dos objetivos prioritarios para los socialistas y el Gobierno de Susana Díaz porque no es sólo es nuestra responsabilidad sino que es nuestro compromiso”.