IU insta al gobierno local a interceder entre los trabajadores de la basura y Urbaser

Ruiz-Berdejo: “Los trabajadores han cumplido, asumiendo tres largos años de recortes y sacrificios, ya es hora de que Urbaser ponga de su parte”

Tras reunirse con el Comité de Empresa de Urbaser y conocer de primera mano el estado actual de las negociaciones que mantienen con la empresa concesionaria, el Grupo Municipal de Izquierda Unida ha trasladado a los representantes de los trabajadores públicos del servicio de recogida de basuras el respaldo de esta organización política a las reivindicaciones de la plantilla.

Raúl Ruiz-Berdejo, líder de IU Jerez.
Raúl Ruiz-Berdejo, líder de IU Jerez.

A juicio del portavoz del Grupo Municipal de IU, Raúl Ruiz-Berdejo, “en estos tres años, los trabajadores han cumplido escrupulosamente con los acuerdos alcanzados mientras la empresa ha estado haciendo nuevos contratos, en contra de lo acordado”. Así, según el concejal, la pretensión de Urbaser de que se consoliden los recortes asumidos por la plantilla responde únicamente al interés de la empresa en hacer recaer los efectos de la crisis sobre la espalda de los trabajadores, algo que el Ayuntamiento no puede, ni debe consentir.

Es por ello que dese Izquierda Unida se instará al Gobierno Local a interceder ante la empresa para que atienda las reivindicaciones de la plantilla y que ésta pueda recuperar la tabla salarial de 2011, algo perfectamente razonable, sin que ello suponga merma alguna en la prestación del servicio, y en este sentido, también apoyará a la plantilla en la legítima defensa de sus derechos laborales. No en vano, como sostiene Ruiz-Berdejo, “allí donde haya trabajadores defendiendo sus derechos laborales, de forma legítima, como es el caso, estarán los hombres y las mujeres de Izquierda Unida”.

Del mismo modo, IU considera que, paralelamente, es momento de comenzar a trabajar con vistas a remunicipalizar el servicio, cuya concesión expira en abril del año 2019, entendiendo que sólo siendo gestionado desde lo público podremos garantizar que éste se preste en las mejores condiciones, no de forma absolutamente deficiente como ocurre en la actualidad. Además, la gestión directa del servicio por parte del consistorio permitirá que los trabajadores puedan ganar estabilidad y que el coste asumido por el Ayuntamiento por prestar ese servicio no incluya el beneficio empresarial que actualmente va a parar a manos privadas.